Reordenamiento del transporte público

Reordenamiento del transporte público

Reordenamiento del transporte público 

Alcaldía plantea corredor central de norte a sur y de este a oeste

Esta propuesta plantea un sistema tronco alimentado, con corredores y rutas alimentadoras

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso/ Jesús Vargas Villena

El sistema de transporte fue todo, menos un sistema en Tarija. Fruto de este desorden en el servicio, los principales afectados son los usuarios, quienes, ante la falta de opciones, tuvieron que resignarse a micros destartalados, la contaminación, las paradas sin horarios establecidos e inexistente transporte nocturno.

Todo el segmento de la sociedad que pasa buena parte del día al volante, tiene que lidiar con congestionamiento en las principales arterias de la ciudad y con un deficiente flujo vehicular, debido a la mala educación de choferes como usuarios, que hacen frenar a los buses en cualquier lugar, menos en sus respectivas paradas.

A través de un proyecto impulsado desde la Secretaría de Movilidad Urbana de la Alcaldía, la situación puede cambiar.

En una anterior entrevista con Verdad con Tinta, Rodrigo Figueroa Villarrubia, quien se encuentra a la cabeza de la Secretaría, explicó que ha finalizado, a nivel de pre-inversión, un plan de reordenamiento del transporte público masivo.

El mismo fue elaborado en base a los datos presentados por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), después de realizar un análisis del tráfico en Tarija.

La ciudad, pese a que cuenta con diferentes empresas y líneas de transporte, no tiene un sistema como tal. “Cada línea opera en función de lo que hago yo como conductor. Me adelanto para quitarte pasajeros, o me atraso para quitarle al otro. Ésa es una pelea de todos los días, es una vorágine que no obedece a ningún sistema”.

Esta propuesta plantea un sistema tronco alimentado, con corredores y rutas alimentadoras. “La propuesta es que tengamos una cruz en la ciudad, con una carretera que venga paralela al río, que entre a la capital y siga a la zona sur. La otra que venga desde Senac y pase la calle Colón”, explicó Rodrigo Figueroa, respecto al trayecto de las vías troncales.

De acuerdo al proyecto, el corredor  principal  tendrá dos tipos de carriles: unos de tráfico mixto y otros sólo para buses. La gente que viva por esa zona, también podrá entrar a estas calles sólo para guardar sus automóviles.

Este proyecto de ordenamiento vial responde a una lógica de fomento  y priorización del transporte público.

Como parte de este incentivo a utilizar este sistema, el proyecto contempla la implementación de modernas flotas de buses, como las del Puma Katari, utilizadas en la ciudad de La Paz.

Serán aproximadamente 60 nuevos vehículos que cumplirán con los estándares de calidad necesarios para brindar un servicio adecuado a la población. Con una longitud de 12 metros y una capacidad para 80 personas, este nuevo medio de transporte contará con espacios asignados para personas discapacitadas, entre otras ventajas.

Figueroa explicó que las paradas estarán “bien definidas” y también brindarán “mayor comodidad” a los usuarios. Estarán ubicadas en una plataforma, para que las personas en silla de ruedas, puedan hacer una abordaje franco, de una manera cómoda, segura, y sin que el chofer tenga que perder tiempo en la parada, para desplegar una rampa de acceso al vehículo.

Al  tratarse de un sistema integrado, los usuarios, con un mismo pasaje, podrán hacer transbordo hasta llegar a su destino final, sin necesidad de pagar otro viaje.

“La gente que menos ingresos tiene vive más lejos y generalmente tiene que tomar más de un bus para llegar a su trabajo o universidad, nosotros queremos democratizar el transporte”, afirmó Figueroa, quien explicó que el proyecto establecerá un tiempo determinado en el que los usuarios podrán hacer transbordo sin costo alguno.

A su vez, ya no realizarán transacciones en efectivo, sino que los usuarios tendrán tarjetas a las que podrán recargar crédito y en cada viaje se les irá descontando el saldo.

“De esta forma, los padres también podrán garantizar que el dinero que les dan a sus hijos para transporte, será utilizado en eso”.

Según el secretario, mientras menos dinero efectivo se maneje, más transparente será la administración. Todo el dinero recaudado irá a una caja común y será repartido entre el número de choferes, garantizando que todos ganen lo mismo, sin importar la ruta que les sea asignada.

El proyecto ya está en marcha, los transportistas tienen sus observaciones y el ciudadano espera soluciones inmediatas. La Alcaldía inició la socialización, pero el camino todavía es complejo, como lo son las calles de la creciente urbe tarijeña.

El proyecto propone un cambio radical en el tránsito de la ciudad de Tarija, pero en el presente la realidad es otra, donde el respeto es lo último que se toma en cuenta.

Pie de foto

El corredor prioritario plantea una ruta troncal en la que serán implementados los nuevos buses, y en la que tendrá prioridad el servicio de transporte público.

Crédito: Secretaría de Movilidad Urbana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *