Hogares donde la familia es el mejor regalo

Hogares donde la familia es el mejor regalo

El verdadero espíritu navideño no está en los regalos ni en los fuegos artificiales

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-diciembre/2017) Un hombre tirado en el suelo con una botella al lado, a su frente una mujer llora, mientras un niño mira el pesebre, abraza su oso de peluche y reza ¿Dónde está  el Niño Jesús? Pregunta el padre Alejandro Fiorina.

La respuesta es obvia, el periodista señala al pequeño niño de cerámica que se encuentra al medio del pesebre armado, pero el sacerdote responde negativamente.

“Ese chico hincado con su peluche, es el Niño Jesús”, responde el religioso, quien ideó este particular nacimiento que está ubicado en el patio principal del hogar La Colmena Santa Rita.

La verdadera esencia de la Navidad está en la familia, “en el amor”, explica el religioso al indicar que este pesebre todavía no está concluido, pero tiene un mensaje claro.

Por encima de los juguetes que pueda tener aquel niño, como el peluche o el pequeño camión marca Tonka que aparece al lado, su felicidad depende de sus padres, quienes conforme se ve en esta representación, pasan por un mal momento a causa del alcoholismo que termina por degradar a la familia.

En hogares como La Colmena, hay personas que no esperan juguetes u otros objetos de valor para celebrar la Navidad, ellos solo necesitan un abrazo o un perdón para sonreír.

En la mayoría de los hogares de acogida de la ciudad de Tarija, la familia toma un valor predominante, quedando atrás el interés por lo material, aunque un regalo nunca cae mal.

“No faltan hogares de acogida, lo que faltan son familias”, dice el religioso al indicar que pese a que se abran más centros de este tipo en las ciudades, siempre hay gente que va a necesitar de un cobijo.

“Hacen falta familias que abran las puertas de sus hogares para la gente de la calle, si no tienen esas posibilidades, pueden hacerlo con un almuerzo o cualquier ayuda”, dijo el religioso.

“Un apoyo, un consejo o el escuchar, son regalos que cientos de personas necesitan”, ahí está el verdadero significado de la Navidad, aseguró.

El nacimiento es tan real, que quienes ingresan distraídos, piensan que son personas de carne y hueso.

Instituciones

Sin embargo, los fuegos artificiales, los juguetes y otros artículos se imponen en esta época. Incluso cuando alguien cuestiona aquello, surge de inmediato la respuesta más común: Esta es la esencia de la Navidad.

La confusión está clara y al comercio le conviene, incluso las instituciones públicas usan el pretexto navideño para gastar recursos de forma innecesaria, como en la compra de los costosos fuegos artificiales, usando el argumento de fomentar “la esencia de la Navidad”.

Los hogares de acogida recibieron este segundo semestre poco apoyo de las instituciones departamentales. Con algunos todavía tienen deudas que arrastran desde septiembre, pero los recursos para juegos de luces y actos costosos en nombre de la Navidad, nunca faltan.

Unos cinco hogares de acogida reciben un presupuesto mensual por el Servicio Departamental de Gestión Social (Sedeges) dependiente de la Gobernación; pero no todas las cuotas fueron pagadas.

Con este presupuesto, los hogares cubren en parte  el presupuesto para la alimentación.

Las becas alimentarias son de Bs 12 por persona. “No alcanza para mucho, pero no deja de ser una ayuda”, dijo una persona con una sonrisa que denotaba resignación.

Los Bs 12 son para la comida de cada una de las personas que conforman estos hogares, con ese dinero,  tendría que conseguirse el alimento, pero  también necesitan un té y una cena, artículos de limpieza para las personas que albergan y material de limpieza para el mantenimiento de las instalaciones, algo que no está previsto en un presupuesto que sufrió serios ajustes, especialmente en el área social.

 

Una celebración en familia

“Somos una familia”, recalca el padre italiano, Alejandro Fiorina, sobre las más de 70 personas que conviven en el hogar de acogida La Colmena Santa Rita, donde la Navidad le da un tono especial al lugar, cuyos integrantes se preparan para la ocasión.

En un recorrido por este sitio, puede verse en la cocina a los integrantes preparando la comida, más atrás,  también en otro de los ambientes,  van preparando los panetones, unos para vender, otros para donar.

El trabajo en equipo es una de las características en estos centros, donde se promulga la fe y especialmente,  la solidaridad con los demás.

La cocina del hogar La Colmena Santa Rita, donde se denota el trabajo en equipo o en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *