Lily Alandia, la mujer que le puso  sabor a la “Dolce Vita”

Lily Alandia, la mujer que le puso sabor a la “Dolce Vita”

A través de sus recetas caseras emprendió en el mundo de las conservas, hasta lograr un sólido negocio a nivel nacional.

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske Moscoso 

(Verdadcontinta/febrero2018) Sin pensarlo, la pequeña cocina de su casa se convertiría en una fábrica de sabores, en la que decidiría enfocar sus esfuerzos en catapultar al éxito los sabores bolivianos con un giro original, a través de la mermelada de locoto.

Su casa, el lugar donde elabora cuidadosamente sus productos, es el escenario de la entrevista. En medio de frasquitos recién sellados y de un cálido ambiente familiar, transcurre la conversación que deriva en un viaje por su por su pasado.

Por circunstancias de la vida la mujer nacida en Oruro, pero que vive en Tarija hace más de 35 años, decidió que debía encontrar un trabajo o emprender para ganarse la vida. “Hasta ese entonces yo me había dedicado a ser ama de casa y a mis seis hijos”, cuenta modo de introducción.

Tras tomar la decisión de hacer algo por ella misma, Lily Alandia Cañipa se fue a vivir a Cochabamba, ciudad en la que vivía su padre y en la que decidió poner un restaurante de pastas al que llamó “Dolce Vita”. En el pasado, junto con el que fue su esposo, habían tenido éxito en la ciudad de Tarija con un restaurante de comida italiana, por lo que le pareció que el proyecto tenía potencial.

Su experiencia en la Llajta no fue lo que esperaba. “No me fue tan bien, había mucha competencia”, explica la mujer de tez morena y cautivadores ojos marrones.

Aunque el restaurante fracasó, le abrió los ojos a nuevos negocios, pues sus clientes eran fanáticos de los escabeches y conservas caseras que ofrecía en el bar de ensaladas. “Los clientes me encargaban frascos”, cuenta recordando a aquella mujer de 50 años que poco a poco, fue dando vida a un negocio.

La venta de conservas iba bien, pero extrañaba a sus hijos. Para poder estar cerca de sus afectos decidió trasladar el negocio, que mantuvo el nombre del restaurante, a Tarija.

Su visión respecto a Dolce Vita era ver sus productos en los más grandes supermercados y tiendas especializadas. “Yo sabía que si quería que crezca, tenía que tener todo en orden”. Por esta razón trabajó para obtener todos los certificados y licencias que exigen las instancias oficiales. Pero pese a sus esfuerzos el negocio no se movía como ella deseaba.

Todo cambió cuando un día una amiga le ofreció la receta de una mermelada de locoto. Lily no dudó en probarla.

Tras una degustación con amigos y familiares cercanos, todos llegaron a la conclusión de que la mermelada sería el producto estrella. La receta era un éxito.

Cual pólvora, la fama del sofisticado sabor de la mermelada, empezó a correr por la ciudad. Pronto, no sólo las tientas y supermercados locales deseaban tener el producto en sus repisas, sino que la curiosa mezcla de sabores dulces y picantes, empezaba a hacerse eco en el eje central.

“Aquí empezamos en la Roticería”, cuenta rememorando sus orígenes. Sin embargo, hoy en día la mermelada puede ser adquirida en La Paz, Santa Cruz y Cochabamba, en prestigiosas cadenas de supermercados como el IC Norte, Hipermaxi y Ketal y en tiendas especializadas como Mercadito Gourmet y Delicatesen.

Para completar el panorama, hace poco se abrió la posibilidad de exportar la mermelada a otros países, aunque no se anima a dar mas detalles para no “kenchar” el proyecto.

Los resultados de su constancia y esfuerzo hablan por sí solos. Lily ganó en 2013 el concurso EmprendeIdeas, organizado por SOBOCE, en el cual recibió cursos y asesoría para su emprendimiento durante un año. “Eso me ayudó mucho para ver cómo se maneja un negocio”, asegura la mujer que pasó de emprendedora, a empresaria.

Además, ganó un concurso para asistir a la Fexpo Milano, llevada a cabo en la ciudad de Milán, en Italia, donde pudo presentar sus productos al mundo.

Mas allá del éxito conseguido tras siete años de arduo trabajo, para ella, lo más importante es haberse demostrado a ella misma, que podía lograr su objetivo. “Logré hacer de esta, mi actividad principal”, dice con emoción.

En aquella pequeña cocina en la que todo empezó, Dolce Vita continúa creciendo pese a las adversidades que ello implica. Con el mismo amor y sazón de siempre, Lily enfrasca cada uno de los productos, los etiqueta y les pone su característico “trapito” en la tapa, atado con un trozo de yute blanco.

Sus manos no sólo reivindican el trabajo de las mujeres, sino que revalorizan el valor de los sabores típicos bolivianos, como es el locoto, y enaltece la labor artesanal, con el sello especial de lo “hecho en casa”.

Lily Alandia en su fábrica: su cocina
Los productos con su característico pañuelo blanco en la tapa, listos para ser llevados a los puntos de venta

¡La mayoría silenciosa despertó!

Veronica Ormachea Gutierrez
Verónica Ormachea Gutiérrez

“Bolivianos a las mil esquinas”; “Mañana cacerolazo en la plaza más cercana”; “Tractorazo desde Montero hasta el Cristo redentor”; “Sal a bloquear, sino mañana estaremos como Venezuela”; “Hoy motorazo en todo Santa Cruz”; “Si eres neutral en situaciones de injusticia has elegido el lado del opresor”; “Esta noche cadena humana de teas en Santa Cruz”.

Estos son apenas unos cuantos mensajes que han circulado y que los chateadores siguen enviando a través de las poderosas redes sociales.

Finalmente la mayoría silenciosa salió a las calles a protestar.

Incluso la sociedad civil de los nueve departamentos del país se conectó y se unió en una sola voz.

Esto a raíz de la decisión del gobierno de pretender imponer un nuevo código penal draconiano y de no respetar el referéndum del 21F, cuando la mayoría votó por el NO a la reelección del presidente Morales.

Los bolivianos vemos con terror lo que ocurre en Venezuela destruida por Maduro donde, a pesar de tener las mayores reservas petroleras del mundo, el país está quebrado por la mala y corrupta administración de su gobierno. El pueblo no tiene qué comer y la gente se muere por la escasez de medicamentos. Es más; ha quitado todas las libertades ciudadanas. Aquél país vive un caos sin precedentes porque Maduro, de manera equívoca y ciega, se aferra al poder.

A raíz del nuevo código, fueron los médicos –vestidos de blanco- quienes iniciaron las protestas. Estuvieron en huelga 53 días a raíz de un artículo que los criminalizaba. Vamos. Ningún doctor quiere que se le muera su paciente y su vocación es salvar vidas.

Durante las marchas llevaron la bandera más larga y ancha que se ha visto jamás en Bolivia.

A raíz de penalidades a protestas sociales, a la libertad de expresión, a la petición de renuncia de autoridades, entre otros, colectivos de la sociedad civil se sumaron.

Al gobierno se le ensombreció el panorama al ver a los bolivianos golpear cacerolas, portar letreros y la tricolor, vociferar “nacimos en una Bolivia libre” y cantar el himno nacional bloqueando las ciudades del país.

Y a ellos se les unió la Central Obrera Boliviana, los universitarios, Federaciones de Juntas Vecinales de El Alto, los transportistas y parlamentarios de la oposición ingresaron en huelga de hambre.

El gobierno, finalmente cedió y abrogó dicho código.

No hay nada mas peligroso para un gobernante insistir en permanecer en el poder no sólo porque éste desgasta sino que, en el caso de Evo, la mayoría lo rechaza.

Los bolivianos protestan porque el gobierno incumple la Constitución Política del Estado; no respeta el voto del 21F; elimina la independencia de los otros poderes y los controla; ordena al Tribunal Constitucional quebrantar los mandatos de la Carta Magna; controla la mayorías de los medios de prensa y realiza gastos excesivos e inútiles en tanto la salud y la educación están descuidadas.

Las marchas continuarán ya que está pendiente que se respete el voto del 21F. Nuestras peticiones son legítimas, son parte de nuestros derechos y están enmarcadas en un profundo sentido democrático.

La situación es crítica. El Comité Nacional de Defensa de la Democracia, se rearticuló desde la época de las dictaduras, para defender los derechos de los bolivianos.

Está liderada por el rector de la Universidad Mayor de San Andrés y compuesta por la Asamblea de Derechos Humanos; Jubileo, Conamaq orgánico y seguirán con su cometido.

Es más. Los comités cívicos han anunciado que fijarán una “hoja de ruta” con el mismo fin y la sociedad civil saldrá a bloquear.

Lo que le queda a Evo es cumplir su mandato, aceptar la voluntad de la mayoría, irse a su casa de Orinoca y así se abrirán espacios a nuevas propuestas políticas.

Gobernación asegura que el turismo es una política departamental

Gobernación asegura que el turismo es una política departamental

La institución asegura querer ayudar a los empresarios privados y sectores que participan en la cadena del turismo en la región.

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso y Jesús Vargas Villena

“Un futuro más allá del gas”, fue una de las frases que mencionó el gobernador Adrián Oliva en su discurso del 15 de abril de 2017, así como en muchas otras ocasiones en las que hizo hincapié en la necesidad de generar recursos para el departamento, fuera de los hidrocarburos.

El turismo siempre fue una alternativa, aunque hasta la fecha no hay una oferta que vaya más allá de la Ruta del Vino. Según los empresarios privados, es poca la ayuda que se brinda al sector.

“No se tiene una política definida, porque nunca se ha tenido un plan departamental de turismo”, explicó Gerardo Aguirre Castellanos, actual director de turismo de la Gobernación, haciendo hincapié en que ninguna gestión, hasta ahora, trabajó en un plan de turismo.

Según la autoridad, nunca se trabajó el turismo como una política departamental, en la que las bases y principios que la rijan estén bien definidas. Sin embargo, este año aspiran a dar el puntapié para lograrlo a través de una agenda 2018-2020, que será presentada en las próximas semanas al gobernador.

La conformación del Consejo Departamental de Turismo el pasado 15 de septiembre, fue el primer eslabón de una cadena que busca mayor coordinación con el Gobierno Nacional, para que los atractivos de Tarija pronto puedan ser incluidos como una alternativa dentro de la oferta de la “marca Bolivia”.

La prioridad: satisfacer las demandas del sector. En la cumbre de turismo realizada a mediados de diciembre de 2017, y en la que participaron agencias de viajes, operadores turísticos, hoteles y restaurantes, cada sector expuso las dificultades que afronta a la hora de dar un servicio de calidad al turista. Por su parte, la gobernación se comprometió a subsanar sus demandas, para poder desarrollar un plan a corto plazo que les permita generar turismo, para posteriormente desarrollar una agenda a largo plazo.

Los responsables de turismo y cultura de la Gobernación: Roberto Vaca Vidaurre, Nelvin Acosta Tapia y Gerardo Aguirre Castellanos

Conectividad y servicios básicos, investigación, desarrollo de productos, formación y capacitación, promoción e institucionalidad y normativa, son los seis pilares fundamentales sobre los que estará elaborada la agenda turística del departamento para el 2018-2020.

Tras la presentación del proyecto, y con el visto bueno del gobernador, la secretaría de finanzas asignará un presupuesto que permita lograr los objetivos que trazará la Dirección de Turismo, para generar ingresos para Tarija a lo largo del año, a través de su oferta.

La creación de la “marca Tarija” será fundamental a la hora de encarar una política departamental, aunque Aguirre aseguró que esta será una acción posterior, una vez que la maquinaria turística vaya funcionando.

“Ya no van a haber pretextos”, aseguró el carismático Gerardo Aguirre, explicando que en el pasado con la excusa de cotizaciones y consultorías, no se hizo nada. “Nosotros al revés, empezamos haciendo esto, que será el puntapié para seguir”, dijo respecto a la agenda 2018-2020.

Crear otros atractivos al margen de la Ruta del Vino es uno de sus objetivos principales no sólo para los próximos dos años, sino a largo aliento. La arqueología promete ser uno de los nuevos polos a explotar, aunque Gerardo se mostró receloso a la hora de dar más detalles. “No puedo adelantar mucho hasta que no se haga la presentación al gobernador”, aseguró con una cálida sonrisa, aunque no le caben dudas de que Tarija tiene un gran potencial.

El turismo de fin de año

Gracias a las inversiones de los empresarios privados Tarija hizo de fin de año y del carnaval, sus épocas turísticas por excelencia. La oferta de paquetes con fiestas originales y la participación de grupos musicales, fue posicionando a la capital como un referente de la diversión entre los jóvenes, generando un fuerte movimiento económico en la región en dichas fechas

Restaurantes, hoteles y agencias de viajes, son sólo algunos de los sectores beneficiados gracias al atractivo en el que se convirtieron las fiestas. Sin embargo, los empresarios sienten que no son apoyados por las autoridades locales, pese al aporte que hacen al turismo en la región.

El director de turismo, Gerardo Aguirre, aseguró que queda pendiente agendar una reunión para escuchar los requerimientos de los empresarios y así poder elaborar un plan junto con ellos.

Bolivia, corazón del sur        

En octubre de 2017, lanzaron la marca país ‘Bolivia, corazón del sur’, a través de la cual pretenden mostrar la diversidad de la oferta boliviana como su principal característica.

La marca país busca satisfacer la necesidad del sector gubernamental por generar una identidad que los diferencie de los demás países. El objetivo es crear una marca lo más sólida posible, para que perdure en la mente de los turistas e inversores, haciendo que el país tenga una ventaja al posicionarse sobre los demás países.

La firma Future Brand fue la responsable de la creación de la nueva marca país. Future Brand también trabajó creando las marcas para Nicaragua, Perú y Costa Rica.

A diferencia de Bolivia te espera, la marca país ‘Bolivia, corazón del sur’, busca la promoción del país en diferentes esferas, atrayendo no sólo turismo, sino inversiones y comercio.

Te contamos el signidicado de cada uno de los colores del logo

Bolivia te espera

Aunque durante años fue considerada la marca país, ‘Bolivia te espera’ en realidad es una marca turística. La marca nació con el objetivo de promocionar más de 140 atractivos turísticos en el país.

 

 

El vínculo entre los dos matrimonios más virales de Tarija

El vínculo entre los dos matrimonios más virales de Tarija

Las celebraciones quedarán en el recuerdo de las parejas, de los invitados y de la ciudadanía

Jesus Vargas Villena

Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-febrero/2018) La boda de Alberto Condori y Marilin Vides finalmente fue realizada en la ciudad de Oruro. En una primera instancia, la invitación que se hizo viral en las redes sociales de internet, indicaba que la fiesta sería el 27 de enero en la Casa Hacienda de Coimata.

La cancelación del evento en Tarija, afectó a una pareja de recién casados que se aprestaba para uno de sus primeros trabajos como socios y especialmente, como esposos.

Ellos son Walter Garnica Eguivar y Siolith Mozonbite, cuyo matrimonio también se hizo viral en las redes sociales de internet, después de que su fecha de enlace coincidiera, el pasado 19 de enero, con el paro cívico de Tarija.

Las fotos de Siolith saliendo del salón de belleza rumbo a la iglesia Catedral con su vestido de novia a pie y de la pareja en una motocicleta tras la boda, dieron vuelta las redes sociales.

Esta particular pareja tiene un restaurante en el barrio Aeropuerto llamado La Patrona; “Sí, sí… el nombre es dedicado a ella”, acepta “Waltico” en entrevista con Verdad con Tinta. Una de las especialidades de este restaurante es el chancho a la cruz.

La pareja había sido contratada para la fiesta de Alberto y Marilin, con el encargo de hacer 28 chanchos a la cruz.

“Por el cambio de lugar, se hizo más difícil y lo cortamos”, reveló el hombre, que por motivos laborales no tuvo luna de miel, aunque sí un matrimonio inolvidable.

Al parecer el chancho a la cruz de Waltico y Siolith es el preferido de Alberto y Marilin.

El matrimonio

“Inolvidable”, así lo describe Waltico aquel día en el que decidió formalizar su relación con Siolith, con quien ya convivía más de 11 años, además de tener dos hijos: Walter Antonio de 9 y Mia de 2.

“La fecha estaba prevista hace mucho, pero coincidió con el paro cívico, ambos estábamos de acuerdo con la medida, incluso soy dirigente cívico”, recordó sobre aquella jornada, “pero no podíamos postergarla, porque ya estaba todo pagado”.

Ambos bien trajeados llevaban consigo la bandera rojiblanco. La fiesta estaba programada en la cabaña El Taco en la zona de San Jerónimo. “Podíamos ir a pie sin ningún problema, pero la cola del vestido era muy larga, por lo que se complicaba mucho para ella”, relató.

Al salir de la iglesia, un hombre se acercó y se ofreció a prestarles su motocicleta. “No lo conocíamos, pero dijo que no se hacía lío en prestarnos, diciéndonos que cuando terminara el paro, iría a recogerla”, y así fue. “Nos fuimos en la moto con una bandera grande de Tarija”.

“Fue una acción muy desprendida, inmediatamente lo invité a la boda”. Al caer la tarde, el particular invitado apareció junto a su esposa para recoger la moto, pero se quedó en el festejo, surgiendo una nueva amistad.

Otros que tuvieron que caminar bastante; fueron los integrantes de la banda estelar Zona Pública de Oruro, a quienes la flota los dejó en Tomatitas. “De ahí se vinieron con sus equipos a pie hasta El Taco”.

Waltico conoció a Siolith, cuando él se fue a estudiar hace 11 años para chef a Perú. En este país se especializó en la realización de platos exóticos, conociendo ahí, a una bachiller a quien se llevó para siempre a vivir al lugar que él describe como el paraíso: Tarija.

Alberto y Marilin; Waltico y Siolith, las bodas más virales de Tarija.
Tarija quiere posicionarse como el destino de verano

Tarija quiere posicionarse como el destino de verano

Los discursos entre empresarios, instituciones y autoridades coinciden, pero todavía queda un largo camino por recorrer

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-febrero/2018) “Puede que a muchos no les guste, pero el turismo nocturno podría funcionar muy bien en Tarija si se apuesta en esa dirección”, refirió el joven empresario, Carlos Lazcano Avilés, quien administra la discoteca Feel.

Lazcano toma el ejemplo de otras ciudades que “de la nada”, gracias a este tipo de turismo surgieron económicamente, tal el caso de Las Vegas en el Estado de Nevada en Estados Unidos.

Foto de foodandtravel.mx

“Es una ciudad que está en medio del desierto y que no tiene nada, entonces, comenzaron con los casinos y la diversión nocturna”, el resultado salta con luces a la vista.

Como este empresario, hay otros jóvenes que pretenden apostar por el turismo de la diversión, atrayendo primero a la población juvenil  de todas las latitudes del país, teniendo la idea fija de convertir a Tarija en el “destino del verano”.

“Que se convierta en la Villa Carlos Paz de Bolivia”, dice entre risas un joven que trabaja en la organización Happiness.

La pequeña ciudad de Villa Carlos Paz en la provincia de Córdoba, se convirtió en uno de los principales atractivos turísticos del verano en  Argentina, superando incluso a Mar del Plata, gracias a las diversas presentaciones de teatro, shows de vedettes, discotecas y bares entre otros.

Salta es otra ciudad que apuesta por este tipo de turismo, tratando de quitarle la etiqueta a Carlos Paz, que además de las ofertas previamente anunciadas,  le aumenta las tradicionales peñas folklóricas.

La apuesta de esta ciudad argentina, tuvo resultados casi inmediatos moviendo más de 1 millón de turistas cada fin de semana en la época alta del 2017, según reportó el periódico El Tribuno.

Los jóvenes empresarios tarijeños  apuestan por este tipo de turismo, como una forma de generar mayor movimiento económico.  De conseguir más apoyo institucional, Tarija podría consolidarse como el principal destino del verano, empezando la época alta a fin de año y culminando con el carnaval.

“Hay gente que no le gusta que nos etiqueten a los tarijeños como guitarreros, amigueros y fiesteros; pero eso llama mucho la atención de los turistas que vienen”, analizó Lazcano.

Según esta explicación, la “chispa” del tarijeño es la que atrae a cientos de turistas que se van pasando la voz sobre las bondades de sus pobladores.

En base a este análisis, los turistas al ser atraídos por las diferentes fiestas que ofertan en Tarija, posteriormente,  hacen otros recorridos que benefician al turismo, creando un importante motor económico.

“Rara es la persona que viene solo por la Ruta del Vino, pero después de llegar por un paquete de alguna fiesta, obviamente querrá conocer o ir a un restaurante, es algo que termina por beneficiar a todos”, acotó.

En el mismo sentido, Mario Kisen Cassal, promotor de la productora Tarija Vip y que está a la cabeza de la organización del carnaval Euforia, resaltó que para este 2018, están invirtiendo más de  un millón de bolivianos, donde habrá fiestas con grupos internacionales.

“Este rubro es netamente privado, pero abre las puertas y brinda oportunidades de trabajo a muchas personas, por otra parte, el turismo se incrementa en la ciudad”, explicó a elPeriódico, César Castellanos Chamas, otro de los jóvenes empresarios que trabaja en la organización de Euforia.

Lazcano acotó que fiestas tradicionales, si bien atraen turistas, no tienen el mismo alcance que este tipo de eventos, por lo que es importante que las instituciones empiecen a prestarles más atención y especialmente “apoyar”.

El apoyo  no solo debe ir desde el tema impositivo, sino también, en leyes que a veces van en contra del empresariado que se dedica a este rubro.

Una de esas normas es la prohibición con los horarios a los centros de diversión nocturna, cuyo permiso es hasta las 3.00 de la madrugada. “Incluso, en lugar de dar mayor seguridad, puedes generar todo lo contrario, porque las personas salen a esa hora, buscando donde continuar, yendo a sitios clandestinos”, relató un trabajador de una discoteca local, que pidió mantener en reserva su nombre.

La organización del Carnaval Euforia de Tarija, en la conferencia de prensa para anunciar sus actividades.

Instituciones

Más allá de los constantes discursos sobre las apuestas por el turismo, pocos son los avances desde el sector público a favor de esta industria.

Tanto la Alcaldía como la Gobernación,  pregonan la promoción de las principales actividades tradicionales o festividades a lo largo del año, pero poco se hace para que el privado tenga las mejores herramientas con el fin de invertir en esta área.

Los cobros impositivos a nivel nacional, los impuestos municipales, los permisos y otras trabas burocráticas, hacen que el inversor en turismo termine por irse a otra ciudad.

“Se están trabajando leyes que favorezcan en un mejor sentido al privado, porque sabemos todo lo que están generando”, admitió el concejal Valmoré Donoso Zambrana, quien antes de llegar a ese cargo, estuvo en esa movida, al administrar una discoteca en la ciudad.

“Es difícil administrar este tipo de negocios, lo sé por experiencia propia cuando estuve a la cabeza de Nemos, por eso reconozco el esfuerzo que hacen estos jóvenes empresarios”, dijo el concejal, que acotó que la conversión de Tarija en un destino turístico, debe irse trabajando de a poco.

Según el concejal, uno de los avances se dio con el sector hotelero, al que se le benefició con un pago más cómodo en cuanto al tema impositivo.

Respecto a otras trabas burocráticas, además de leyes que dan una serie de prohibiciones al empresariado, dijo que están buscando las formas para ser más flexibles en ese sentido.

En tanto, los jóvenes empresarios aseguran que invertir en este campo no está dando el rédito  esperado, pues los gastos cada vez son más altos.

“Así es difícil invertir, hay mucho riesgo y poca ganancia; sin embargo, uno quiere seguir apostando por esto”, confesó Lazcano.

Mientras tanto, otras ciudades como Cochabamba, Santa Cruz y Sucre, comienzan a dar más facilidades a los empresarios para promocionar este tipo de turismo, tratando de ganarse la etiqueta del destino de verano, aunque Tarija tiene tres grandes ventajas: el clima, el valle  y su gente.

Las ciudades que compiten con Tarija

Te presentamos las principales competidoras de Tarija en cuanto al turismo de verano, todas con mayores facilidades para los empresarios en el tema impositivo, de restricciones y logística.

Sucre

La antigua capital, más allá del turismo histórico y el paleontológico, vio por medio de jóvenes empresarios privados,  el boom económico que generan las fiestas en verano, especialmente en fin de año.

Una serie de paquetes empezaron a ofertarse con precios módicos, incluso algunos más baratos que la ciudad de Tarija, esta situación por las facilidades que se tienen con el tema burocrático e impositivo.

Sin embargo, uno de los puntos que juega en contra de la promoción del verano en Sucre, es el clima, pues rara vez su termómetro llega a los 30º,  y generalmente en época de verano llueve constantemente, bajando de golpe la temperatura.

Entre las ventajas que tiene Sucre sobre Tarija,  están las facilidades  en las vías de acceso, tanto aéreas como terrestres, con mejores conexiones aéreas, como rutas en buenas condiciones.

Una de las fiestas de la organización Dimension, que llevó a cabo una de las fiestas de Ano Nuevo más grandes en la capital del país.

Cochabamba

La capital del valle es una de las que mejor explota el turismo gastronómico por la cantidad de platos tradicionales que oferta a precios económicos, pero al igual que Tarija, diferentes productoras comienzan a explotar el turismo nocturno y juvenil, especialmente en verano.

La época fuerte en Cochabamba es la del carnaval, con actividades características de este municipio que tienen alcance nacional como el Corso de Corsos, donde participan las mejores comparsas de todo el país.

Sin embargo, sus promotores también apuestan por fiestas que en Tarija han dado grandes resultados como de las comadres.

Diferentes empresas y productoras organizan cientos de fiestas de comadres en el jueves tradicional, imitando la celebración tarijeña con buenos resultados en lo económico, gracias a las facilidades que existen desde la municipalidad para este tipo de inversiones.

Las ventajas que tiene Cochabamba por encima de Tarija está en las conexiones que tiene tanto en vía aérea como terrestre, además que le doblega en número de empresas de transporte, como un acceso directo en la zona troncal del país.

Una de las grandes desventajas que tiene es el clima, que en época de verano no logra superar los 30º, además de una fuerte inestabilidad con lluvias, que hacen descender bruscamente la temperatura.

Fiesta de comadres en Cochabamba, una de las ciudades en la que esta tradición tarijeña toma más fuerza.

Santa Cruz de la Sierra

Esta ciudad logró potenciar su turismo  no solo en una temporada, sino todo el año. Sin embargo, en verano, especialmente fin de año, las empresas tarijeñas lograron captar a gran parte de su público juvenil ofertando diferentes paquetes.

Ante esta situación, las diferentes productoras cruceñas, empezaron a contrarrestar la fuga de jóvenes en verano con atractivos paquetes que ofrecen actividades en el interior de este departamento, en localidades con fuerte potencial turístico como Samaipata.

Santa Cruz tiene grandes ventajas en cuanto a conexiones nacionales e internacionales, ya sea vía terrestre o aérea por encima de todos sus competidores. Su clima también favorece al verano que oscila por encima de 30º.

La época más fuerte es en carnaval, cuya festividad es considerada como la Fiesta Grande de Santa Cruz, con actividades casi todos los días entre enero y febrero.

Pocas son las desventajas, pero sus parajes no logran tener el potencial de la campiña tarijeña.

Fiestas de carnaval en Santa Cruz.

 

 

Edgar Quiroga: Una romántica intuición por invertir en Tarija

Edgar Quiroga: Una romántica intuición por invertir en Tarija

Condominios Mirador pretende romper esquemas en el campo de la construcción en Tarija y en Bolivia

Jesus Vargas Villena

Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta/febrero2018) Nacido en Cochabamba, criado en New York y enamorado de Tarija, así es el empresario Edgar Fernando Quiroga Gongora. El hombre se presenta con una particular chamarra verde de la Selección Boliviana de Fútbol y pide un café, muy al estilo norteamericano, en uno de los locales ubicados en la plaza principal, para empezar la entrevista.

“Antes no me gustaba para nada el fútbol como a la mayoría de los chicos que se crían en los Estados Unidos”, cuenta Edgar  con un marcado acento estadounidense, al darse cuenta que el periodista se fija en el escudo que llevaba en el pecho.

Relata que su deporte favorito era el fútbol americano o football, hasta que volvió de visita en su adolescencia a su ciudad de origen, Cochabamba, donde cambió totalmente su visión. “Vi como jugaban al futbolín y me encantó, de ahí empecé a practicar el fútbol”. Posteriormente, le tocó vivir el tiempo dorado de la Selección Boliviana con Marco Etcheverry, Milton Melgar, Marco Antonio Sandy, Carlos Truco, entre otros, que lo convirtieron en un fanático de este deporte, pero especialmente de La Verde, a la cual vio debutar en el estadio de Chicago en el Mundial de 1994, cuando enfrentó a la selección alemana. “Fue algo único e inolvidable”.

Tras su primera visita al país a sus 14 años,  en la que conoció a sus familiares,  se había hecho la promesa de que volvería a Bolivia para invertir. “Fueron años maravillosos, donde uno conoce sus raíces y se siente orgulloso de ellas”.

El empresario, Edgar Fernando Quiroga, en entrevista con el equipo de Verdad con Tinta.

Sus padres decidieron criarlo a él y a  hermanos en New York. En primera instancia era probar suerte un año en aquel país y después retornar a Bolivia, “pero cuando nos escucharon decir palabras en inglés con apenas dos años, decidieron que nos quedemos”. Así, su familia decidió invertir sus ahorros e instaurarse definitivamente en la “capital del mundo”.

A sus 48 años, Edgar trabaja en Fidelity National Financial, una de las empresas más grandes de servicios hipotecarios, diversificados comerciales y residenciales de Estados Unidos.

Sin embargo, cree que es tiempo de empezar a invertir en su país como se había propuesto en la adolescencia.

Volvió a Bolivia a invertir y obviamente su primer destino fue su tierra, su llajta, Cochabamba, pero algo pasó. “Cuando le conté a un amigo lo que quería hacer, me dijo que el futuro estaba en Pando o en Tarija”.

No la pensó mucho. Recuerda que se fue al aeropuerto Jorge Wilstermann sin destino definido. “La idea era ver el itinerario de vuelos y a la primera ciudad que haya vuelo, ya sea Cobija o Tarija, lo tomaba”, pero en ese ínterin pasó algo; de repente,  vio una publicidad de vinos. “A mí me encanta el vino, así que no lo pensé más, compré pasaje en el primer vuelo que había a Tarija”.

Al llegar al aeropuerto Oriel Lea Plaza se encontró con otro preludio. “Mientras esperaba por mis maletas, nuevamente veo ese anuncio de los vinos que me encantó”, agrega extasiado.

Se tomó el taxi, llegó a un hotel en la zona central y de ahí, se fue a tomar un café a un local de la plaza principal. “Mientras tomaba mi café ahí en la vereda, me dije: qué es esto”, cuenta todavía impresionado.

Era la primera vez que estaba en la ciudad de Tarija y para él, era como estar dentro de una película romántica. “No sé qué tiene esta ciudad, pero es algo mágico, así llegué sin conocer a nadie, pero creí que debía invertir aquí, aunque quizá por ello entre en conflicto con gente de mi ciudad natal”, dice con una picaresca sonrisa.

Edgar visita con frecuencia aquél café que hizo que se sintiera como en una novela.

Rápidamente, pudo hacer amistades en la ciudad, quienes le empezaron a hacer conocer las bondades de esta capital. “Acá todos saben de vino, me encantó eso”. Sin lugar a dudas, es su trago favorito.

La ciudad, la comida, la bebida y especialmente  su gente, terminaron por convencer a Edgar de invertir en esta ciudad, donde determinó instalándose en el negocio inmobiliario.

Volvió a Estados Unidos y ahí convenció a su socio norteamericano Jay Riordon, de que le acompañe a Bolivia y así lo trajo a Tarija. “Con él pasó lo mismo, se sentó por primera vez en el café de la plaza y me preguntó: ‘qué es esto’”, recuerda risueño.  Ambos concordaron en que esta capital es “una joya que nadie ve”.

Ambos como propietarios de la empresa E.J Vista decidieron  emplazar sus inversiones en el área inmobiliaria, determinando empezar con el proyecto de Condominios Mirador en la zona de Miraflores, donde compraron los primeros terrenos.

“Son 20 departamentos de lujo con acabado y tecnología americana”, resalta la gerente de operaciones de esta empresa, la tarijeña, Marcela Soliz Ichazo.

“Lo que nosotros queremos es invertir en Tarija generando empleos acá y que otra gente pueda venir y conocer lo que nosotros vimos”, acota Edgar.

Sobre estos condominios, resaltó que serán con tecnología y materiales de calidad, “si te digo todo lo que tendrán nos pueden copiar”, dice entre risas mientras toma otro sorbo de café.

Adelantó que, por ejemplo, tendrán duchas inteligentes que ahorran agua y energía, además que serán espacios donde el verde, en un estilo ambientalista, resalte con todas las comodidades como los mejores edificios en Estados Unidos.

“Espero que esto sea un gran inicio”, dice Edgar, quien tras pasar su antojo de comerse una empanada tarijeña, se despide para tomarse un taxi con destino al aeropuerto y volver a Norteamérica para seguir con sus negocios. A su vuelta, espera tener ya los primeros clientes y el proyecto consolidado.

 

Condominios Mirador, la inversión que E.J. Vista está emplazando en Tarija.