Gobernación asegura que el turismo es una política departamental

Gobernación asegura que el turismo es una política departamental

La institución asegura querer ayudar a los empresarios privados y sectores que participan en la cadena del turismo en la región.

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso y Jesús Vargas Villena

“Un futuro más allá del gas”, fue una de las frases que mencionó el gobernador Adrián Oliva en su discurso del 15 de abril de 2017, así como en muchas otras ocasiones en las que hizo hincapié en la necesidad de generar recursos para el departamento, fuera de los hidrocarburos.

El turismo siempre fue una alternativa, aunque hasta la fecha no hay una oferta que vaya más allá de la Ruta del Vino. Según los empresarios privados, es poca la ayuda que se brinda al sector.

“No se tiene una política definida, porque nunca se ha tenido un plan departamental de turismo”, explicó Gerardo Aguirre Castellanos, actual director de turismo de la Gobernación, haciendo hincapié en que ninguna gestión, hasta ahora, trabajó en un plan de turismo.

Según la autoridad, nunca se trabajó el turismo como una política departamental, en la que las bases y principios que la rijan estén bien definidas. Sin embargo, este año aspiran a dar el puntapié para lograrlo a través de una agenda 2018-2020, que será presentada en las próximas semanas al gobernador.

La conformación del Consejo Departamental de Turismo el pasado 15 de septiembre, fue el primer eslabón de una cadena que busca mayor coordinación con el Gobierno Nacional, para que los atractivos de Tarija pronto puedan ser incluidos como una alternativa dentro de la oferta de la “marca Bolivia”.

La prioridad: satisfacer las demandas del sector. En la cumbre de turismo realizada a mediados de diciembre de 2017, y en la que participaron agencias de viajes, operadores turísticos, hoteles y restaurantes, cada sector expuso las dificultades que afronta a la hora de dar un servicio de calidad al turista. Por su parte, la gobernación se comprometió a subsanar sus demandas, para poder desarrollar un plan a corto plazo que les permita generar turismo, para posteriormente desarrollar una agenda a largo plazo.

Los responsables de turismo y cultura de la Gobernación: Roberto Vaca Vidaurre, Nelvin Acosta Tapia y Gerardo Aguirre Castellanos

Conectividad y servicios básicos, investigación, desarrollo de productos, formación y capacitación, promoción e institucionalidad y normativa, son los seis pilares fundamentales sobre los que estará elaborada la agenda turística del departamento para el 2018-2020.

Tras la presentación del proyecto, y con el visto bueno del gobernador, la secretaría de finanzas asignará un presupuesto que permita lograr los objetivos que trazará la Dirección de Turismo, para generar ingresos para Tarija a lo largo del año, a través de su oferta.

La creación de la “marca Tarija” será fundamental a la hora de encarar una política departamental, aunque Aguirre aseguró que esta será una acción posterior, una vez que la maquinaria turística vaya funcionando.

“Ya no van a haber pretextos”, aseguró el carismático Gerardo Aguirre, explicando que en el pasado con la excusa de cotizaciones y consultorías, no se hizo nada. “Nosotros al revés, empezamos haciendo esto, que será el puntapié para seguir”, dijo respecto a la agenda 2018-2020.

Crear otros atractivos al margen de la Ruta del Vino es uno de sus objetivos principales no sólo para los próximos dos años, sino a largo aliento. La arqueología promete ser uno de los nuevos polos a explotar, aunque Gerardo se mostró receloso a la hora de dar más detalles. “No puedo adelantar mucho hasta que no se haga la presentación al gobernador”, aseguró con una cálida sonrisa, aunque no le caben dudas de que Tarija tiene un gran potencial.

El turismo de fin de año

Gracias a las inversiones de los empresarios privados Tarija hizo de fin de año y del carnaval, sus épocas turísticas por excelencia. La oferta de paquetes con fiestas originales y la participación de grupos musicales, fue posicionando a la capital como un referente de la diversión entre los jóvenes, generando un fuerte movimiento económico en la región en dichas fechas

Restaurantes, hoteles y agencias de viajes, son sólo algunos de los sectores beneficiados gracias al atractivo en el que se convirtieron las fiestas. Sin embargo, los empresarios sienten que no son apoyados por las autoridades locales, pese al aporte que hacen al turismo en la región.

El director de turismo, Gerardo Aguirre, aseguró que queda pendiente agendar una reunión para escuchar los requerimientos de los empresarios y así poder elaborar un plan junto con ellos.

Bolivia, corazón del sur        

En octubre de 2017, lanzaron la marca país ‘Bolivia, corazón del sur’, a través de la cual pretenden mostrar la diversidad de la oferta boliviana como su principal característica.

La marca país busca satisfacer la necesidad del sector gubernamental por generar una identidad que los diferencie de los demás países. El objetivo es crear una marca lo más sólida posible, para que perdure en la mente de los turistas e inversores, haciendo que el país tenga una ventaja al posicionarse sobre los demás países.

La firma Future Brand fue la responsable de la creación de la nueva marca país. Future Brand también trabajó creando las marcas para Nicaragua, Perú y Costa Rica.

A diferencia de Bolivia te espera, la marca país ‘Bolivia, corazón del sur’, busca la promoción del país en diferentes esferas, atrayendo no sólo turismo, sino inversiones y comercio.

Te contamos el signidicado de cada uno de los colores del logo

Bolivia te espera

Aunque durante años fue considerada la marca país, ‘Bolivia te espera’ en realidad es una marca turística. La marca nació con el objetivo de promocionar más de 140 atractivos turísticos en el país.

 

 

Tarija quiere posicionarse como el destino de verano

Tarija quiere posicionarse como el destino de verano

Los discursos entre empresarios, instituciones y autoridades coinciden, pero todavía queda un largo camino por recorrer

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-febrero/2018) “Puede que a muchos no les guste, pero el turismo nocturno podría funcionar muy bien en Tarija si se apuesta en esa dirección”, refirió el joven empresario, Carlos Lazcano Avilés, quien administra la discoteca Feel.

Lazcano toma el ejemplo de otras ciudades que “de la nada”, gracias a este tipo de turismo surgieron económicamente, tal el caso de Las Vegas en el Estado de Nevada en Estados Unidos.

Foto de foodandtravel.mx

“Es una ciudad que está en medio del desierto y que no tiene nada, entonces, comenzaron con los casinos y la diversión nocturna”, el resultado salta con luces a la vista.

Como este empresario, hay otros jóvenes que pretenden apostar por el turismo de la diversión, atrayendo primero a la población juvenil  de todas las latitudes del país, teniendo la idea fija de convertir a Tarija en el “destino del verano”.

“Que se convierta en la Villa Carlos Paz de Bolivia”, dice entre risas un joven que trabaja en la organización Happiness.

La pequeña ciudad de Villa Carlos Paz en la provincia de Córdoba, se convirtió en uno de los principales atractivos turísticos del verano en  Argentina, superando incluso a Mar del Plata, gracias a las diversas presentaciones de teatro, shows de vedettes, discotecas y bares entre otros.

Salta es otra ciudad que apuesta por este tipo de turismo, tratando de quitarle la etiqueta a Carlos Paz, que además de las ofertas previamente anunciadas,  le aumenta las tradicionales peñas folklóricas.

La apuesta de esta ciudad argentina, tuvo resultados casi inmediatos moviendo más de 1 millón de turistas cada fin de semana en la época alta del 2017, según reportó el periódico El Tribuno.

Los jóvenes empresarios tarijeños  apuestan por este tipo de turismo, como una forma de generar mayor movimiento económico.  De conseguir más apoyo institucional, Tarija podría consolidarse como el principal destino del verano, empezando la época alta a fin de año y culminando con el carnaval.

“Hay gente que no le gusta que nos etiqueten a los tarijeños como guitarreros, amigueros y fiesteros; pero eso llama mucho la atención de los turistas que vienen”, analizó Lazcano.

Según esta explicación, la “chispa” del tarijeño es la que atrae a cientos de turistas que se van pasando la voz sobre las bondades de sus pobladores.

En base a este análisis, los turistas al ser atraídos por las diferentes fiestas que ofertan en Tarija, posteriormente,  hacen otros recorridos que benefician al turismo, creando un importante motor económico.

“Rara es la persona que viene solo por la Ruta del Vino, pero después de llegar por un paquete de alguna fiesta, obviamente querrá conocer o ir a un restaurante, es algo que termina por beneficiar a todos”, acotó.

En el mismo sentido, Mario Kisen Cassal, promotor de la productora Tarija Vip y que está a la cabeza de la organización del carnaval Euforia, resaltó que para este 2018, están invirtiendo más de  un millón de bolivianos, donde habrá fiestas con grupos internacionales.

“Este rubro es netamente privado, pero abre las puertas y brinda oportunidades de trabajo a muchas personas, por otra parte, el turismo se incrementa en la ciudad”, explicó a elPeriódico, César Castellanos Chamas, otro de los jóvenes empresarios que trabaja en la organización de Euforia.

Lazcano acotó que fiestas tradicionales, si bien atraen turistas, no tienen el mismo alcance que este tipo de eventos, por lo que es importante que las instituciones empiecen a prestarles más atención y especialmente “apoyar”.

El apoyo  no solo debe ir desde el tema impositivo, sino también, en leyes que a veces van en contra del empresariado que se dedica a este rubro.

Una de esas normas es la prohibición con los horarios a los centros de diversión nocturna, cuyo permiso es hasta las 3.00 de la madrugada. “Incluso, en lugar de dar mayor seguridad, puedes generar todo lo contrario, porque las personas salen a esa hora, buscando donde continuar, yendo a sitios clandestinos”, relató un trabajador de una discoteca local, que pidió mantener en reserva su nombre.

La organización del Carnaval Euforia de Tarija, en la conferencia de prensa para anunciar sus actividades.

Instituciones

Más allá de los constantes discursos sobre las apuestas por el turismo, pocos son los avances desde el sector público a favor de esta industria.

Tanto la Alcaldía como la Gobernación,  pregonan la promoción de las principales actividades tradicionales o festividades a lo largo del año, pero poco se hace para que el privado tenga las mejores herramientas con el fin de invertir en esta área.

Los cobros impositivos a nivel nacional, los impuestos municipales, los permisos y otras trabas burocráticas, hacen que el inversor en turismo termine por irse a otra ciudad.

“Se están trabajando leyes que favorezcan en un mejor sentido al privado, porque sabemos todo lo que están generando”, admitió el concejal Valmoré Donoso Zambrana, quien antes de llegar a ese cargo, estuvo en esa movida, al administrar una discoteca en la ciudad.

“Es difícil administrar este tipo de negocios, lo sé por experiencia propia cuando estuve a la cabeza de Nemos, por eso reconozco el esfuerzo que hacen estos jóvenes empresarios”, dijo el concejal, que acotó que la conversión de Tarija en un destino turístico, debe irse trabajando de a poco.

Según el concejal, uno de los avances se dio con el sector hotelero, al que se le benefició con un pago más cómodo en cuanto al tema impositivo.

Respecto a otras trabas burocráticas, además de leyes que dan una serie de prohibiciones al empresariado, dijo que están buscando las formas para ser más flexibles en ese sentido.

En tanto, los jóvenes empresarios aseguran que invertir en este campo no está dando el rédito  esperado, pues los gastos cada vez son más altos.

“Así es difícil invertir, hay mucho riesgo y poca ganancia; sin embargo, uno quiere seguir apostando por esto”, confesó Lazcano.

Mientras tanto, otras ciudades como Cochabamba, Santa Cruz y Sucre, comienzan a dar más facilidades a los empresarios para promocionar este tipo de turismo, tratando de ganarse la etiqueta del destino de verano, aunque Tarija tiene tres grandes ventajas: el clima, el valle  y su gente.

Las ciudades que compiten con Tarija

Te presentamos las principales competidoras de Tarija en cuanto al turismo de verano, todas con mayores facilidades para los empresarios en el tema impositivo, de restricciones y logística.

Sucre

La antigua capital, más allá del turismo histórico y el paleontológico, vio por medio de jóvenes empresarios privados,  el boom económico que generan las fiestas en verano, especialmente en fin de año.

Una serie de paquetes empezaron a ofertarse con precios módicos, incluso algunos más baratos que la ciudad de Tarija, esta situación por las facilidades que se tienen con el tema burocrático e impositivo.

Sin embargo, uno de los puntos que juega en contra de la promoción del verano en Sucre, es el clima, pues rara vez su termómetro llega a los 30º,  y generalmente en época de verano llueve constantemente, bajando de golpe la temperatura.

Entre las ventajas que tiene Sucre sobre Tarija,  están las facilidades  en las vías de acceso, tanto aéreas como terrestres, con mejores conexiones aéreas, como rutas en buenas condiciones.

Una de las fiestas de la organización Dimension, que llevó a cabo una de las fiestas de Ano Nuevo más grandes en la capital del país.

Cochabamba

La capital del valle es una de las que mejor explota el turismo gastronómico por la cantidad de platos tradicionales que oferta a precios económicos, pero al igual que Tarija, diferentes productoras comienzan a explotar el turismo nocturno y juvenil, especialmente en verano.

La época fuerte en Cochabamba es la del carnaval, con actividades características de este municipio que tienen alcance nacional como el Corso de Corsos, donde participan las mejores comparsas de todo el país.

Sin embargo, sus promotores también apuestan por fiestas que en Tarija han dado grandes resultados como de las comadres.

Diferentes empresas y productoras organizan cientos de fiestas de comadres en el jueves tradicional, imitando la celebración tarijeña con buenos resultados en lo económico, gracias a las facilidades que existen desde la municipalidad para este tipo de inversiones.

Las ventajas que tiene Cochabamba por encima de Tarija está en las conexiones que tiene tanto en vía aérea como terrestre, además que le doblega en número de empresas de transporte, como un acceso directo en la zona troncal del país.

Una de las grandes desventajas que tiene es el clima, que en época de verano no logra superar los 30º, además de una fuerte inestabilidad con lluvias, que hacen descender bruscamente la temperatura.

Fiesta de comadres en Cochabamba, una de las ciudades en la que esta tradición tarijeña toma más fuerza.

Santa Cruz de la Sierra

Esta ciudad logró potenciar su turismo  no solo en una temporada, sino todo el año. Sin embargo, en verano, especialmente fin de año, las empresas tarijeñas lograron captar a gran parte de su público juvenil ofertando diferentes paquetes.

Ante esta situación, las diferentes productoras cruceñas, empezaron a contrarrestar la fuga de jóvenes en verano con atractivos paquetes que ofrecen actividades en el interior de este departamento, en localidades con fuerte potencial turístico como Samaipata.

Santa Cruz tiene grandes ventajas en cuanto a conexiones nacionales e internacionales, ya sea vía terrestre o aérea por encima de todos sus competidores. Su clima también favorece al verano que oscila por encima de 30º.

La época más fuerte es en carnaval, cuya festividad es considerada como la Fiesta Grande de Santa Cruz, con actividades casi todos los días entre enero y febrero.

Pocas son las desventajas, pero sus parajes no logran tener el potencial de la campiña tarijeña.

Fiestas de carnaval en Santa Cruz.