Conéctate

Reportajes

Jorge Quiroga: Me quieren poner una camiseta a rayas

 

“Han sacado al maldito Sánchez de Lozada y me enjuiciaron a mí”, criticó el expresidente Jorge Quiroga, respecto a los procesos penales que le siguen.

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-mayo/2017)  Asegura ser el único expresidente en democracia del país que es enjuiciado, así,  Jorge Quiroga Ramírez, cuenta al equipo de Verdad con Tinta que se encuentra “peregrinando” por las diferentes instancias judiciales por los procesos iniciados en su contra que  buscan “inhabilitarlo” electoralmente.

Si bien no confirmó todavía su participación en las próximas elecciones, Quiroga Ramírez, está seguro de que existe una intencionalidad de inhabilitarlo políticamente de parte del Movimiento Al Socialismo (MAS).

“He pasado por la Comisión Mixta del Congreso, por la Fiscalía General,  por la Sala Penal Primera, por la Corte de Chuquisaca, por el Tribunal Supremo”, enumera el expresidente sobre los casos que le siguen.

Quiroga hizo un punto aparte en el caso Catler Uniservice en el que también lo involucraron y forma quizá, de uno de sus más nefastos recuerdos.

“Antes de sentenciar a los corruptos y a los que mataron, el primer sentenciado fui yo,  porque denuncié eso”, recuerda Jorge Quiroga, refiriendo que después de  su apelación empezó el peregrinaje.

Jorge Quiroga fue denunciado en este caso por los delitos de injurias y calumnias al difamar presuntamente al Banco Unión.

El exmandatario calificó en febrero de 2009 a la entidad bancaria como “una lavandería de recursos mal habidos, de origen venezolanos, y  de corrupción”, cuando el Ministerio Público investigaba el destino de 450000 dólares de un fideicomiso barajado por el empresario Jorge O’Connor D’Arlach que fue asesinado en 2009, contratado para construir, por 86 millones de dólares, una planta de licuables en la zona central de Río Grande, por encargo de la estatal petrolera, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

“El tiempo me dio la razón”, dice más tranquilo aprovechando el templado clima de Tarija en una tarde relajada en el patio del hotel Viñas del Sur.

Recordó que también fue enjuiciado por Gonzalo Sánchez de Lozada, cuando se opuso a la capitalización. “Yo era un joven tecnócrata y ni estaba metido en la política, pero fue  para callarme la boca”.

Posteriormente,  fue procesado por los denominados “petrocontratos”, indicando que tiempo después, el mismo presidente Evo Morales Ayma, anunció el descubrimiento del campo petrolero de Incahuasi en Chuquisaca.

“Qué hice en mi Gobierno, traje exploración que es lo que falta hoy, realizamos con YPFB en cuatro bloques vírgenes”.

Recordó que las empresas gastaron su dinero, mientras el Estado “no enarboló nada”, y en uno de los 4 bloques descubrieron el gas.

“El único descubrimiento de Evo Morales en 11 años es lo que hizo Yacimientos en Total cuando yo era presidente”.

Explicó que precisamente por estos contratos le iniciaron un juicio de responsabilidades.

“Y Evo Morales me hizo juicio por daño económico al Estado más contratos lesivos  y por eso sigue mi proceso en Sucre, y él fue a inaugurar el descubrimiento de las reservas el 2013”.

Rememora con una risa sarcástica aquel momento que siguió por la televisión estatal, cuando el presidente Morales inauguraba la producción de Incahuasi.

“El tiempo sí te ayuda, porque Evo hizo fiesta, una hora transmitió en el canal estatal por su único descubrimiento”.

En aquel acto, “Tuto” se acuerda que el embajador de Francia regaló al presidente Evo Morales, una camiseta azul de la Selección de fútbol de Francia con el número 10 en la espalda y “por eso mismo a mí me quieren poner la camiseta a rayas”, ironizó.

“Han sacado al maldito Sánchez de Lozada del proceso,  haciéndolo por edicto,  invalidando sus notificaciones, inventando incumplimiento de deberes sólo en mi contra”, se lamentó haciendo referencia que el único fin es inhabilitarlo.

 

Vida personal

 

En tono más relajado,  Quiroga aprovecha un momento para salirse del área política, judicial y hacer lo que más le gusta, hablar, pero sobre su vida personal.

El hombre de 57 años es amante de un buen plato de chicharrón, pero especialmente de la “Pola” en Cochabamba, “con su mote blanco, mote de haba, mucho quesillo y harta llajua”, dice casi saboreando como si se transportara a ese lugar tradicional.

Para acompañar esa comida, elegiría un buen vino tarijeño o un pisco sour.

Hincha desde niño del club Wilstermann, “de toda la vida”, acota orgulloso.

Para él existen cuatro momentos felices e inolvidables en su vida; que son los nacimientos de sus hijos.

Otro momento imborrable, pero por el dolor que sintió,  es la muerte de su hermano Mauricio, en septiembre de 1997 en un accidente automovilístico.

“Falleció él, su esposa Bea y su hija mayor Sofía, fue el día más fatídico  para la familia Quiroga”, dice cabizbajo, cambiando totalmente de semblante.

 

Pie de foto

 

Quiroga en conversación con Verdad con Tinta

Avatar
Escrito por

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

9 series de Netflix que no puedes dejar de ver

En el Tintero

Las cinco posibles causas de la crisis en Venezuela

Uncategorized

Karla Cárdenas: El don del arte con flores

Tinta Mujer

Testimonios de la crisis de la que todos hablan, pero que pocos conocen

Reportajes

Publicidad

Copyright © 2019 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo