Me siento como Forrest Gump, el video que invade las redes

Me siento como Forrest Gump, el video que invade las redes

El video clip, tanto como la letra y música, fue producido por jóvenes tarijeños

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske

(Verdadcontinta-marzo/2018) “Estaba viendo la película y quería rescatar el mensaje en una canción”, cuenta Royé Campero Lazcano, el cantautor de la canción que ya es un éxito en las redes sociales de internet a nivel local.

Si bien no era la primera vez que veía la película, Royé confiesa que es una de sus favoritas y que miles de personas en el mundo se identifican con ella.

Algo similar sucede con la canción en  la que Campero, busca reflejar los desafíos que presenta la vida y las luchas sin sentido en las que la gente se ve envuelta.

“Me siento como Forrest Gump, peleando por quien no quiere pelear; amando a quien no quiere amar…” dice la canción del joven que estudiará desde abril Musicoterapia en Buenos Aires.

Grabación del videoclip con la productora J -Train Producciones.

Aunque el joven asegura tener un cuaderno lleno de letras de su autoría, este es el tercer sencillo que saca a la luz, al asegurar ser muy “metódico y receloso”,  cuando se trata de su música.

Campero considera que en Bolivia es  difícil crecer en el campo artístico, en comparación con otros países latinoamericanos como Argentina, cuna de grandes artistas internacionales.

El apoyo de otros jóvenes empresarios, como Jonás Michel Valencia, quien dirigió y produjo su más reciente sencillo, hace que el camino sea más fácil.

El videoclip producido por J -Train Producciones, fue parte del programa Tren Abordo, que busca captar talentos emergentes, que ofrezcan nuevas propuestas musicales tarijeñas.

Royé es un fiel admirador del personaje de Forrest Gump, a quien le dedica una canción, cuyo video es adaptado en Tarija.

“Identificamos a gente que recién empieza, que tiene talento y que realmente da una propuesta diferente”, asegura Jonás Michel.

En el video se recrearon escenas representativas de la película. Por ejemplo, la inolvidable escena de la conversación en un banco de la estación de buses, en la que Forrest aparece con una maleta.

En otra de las escenas, se ve a Royé Campero, quien representa a Forrest, tocando la guitarra con una multitud a sus espaldas, dando vida a la escena en la que Forrest corre, y la gente lo sigue.

La canción, en 24 horas, obtuvo más de 3000 visitas en Youtube, lo que es considerado un “éxito” para Jonás, dado que la difusión se hizo mediante las redes sociales.

La película estadounidense, Forrest Gump fue estrenada en 1994.
La magia de volar por las montañas del sur

La magia de volar por las montañas del sur

Planear, volar y soñar, son las palabras que resumen la experiencia que relatan los pilotos

Jesús Vargas Villena

Jesus Vargas Villena

(Verdadcontinta-Marzo 2018) El blanco de las nubes, la colorada tierra de las montañas sureñas, el fuerte tono verde de los valles y esos zigzagueantes ríos celestes; a eso se suma alguna ave que pasa de lado, no…no es un cuento o unas notas para una canción, es el sentir de aquellos que empiezan a experimentar la magia de volar en parapente por el sur de Bolivia.

El camargueño, Luis Vacaflores, practicando este deporte extremo.

Este deporte de aventura extrema llegó a Bolivia por los años 90, una de las versiones se centra a que empezaron precisamente en Tarija, pero luego se consolidó en 1998 en Capinota, Cochabamba.
Las coloradas montañas de Los Cintis serán el escenario ideal este fin de semana para un encuentro nacional de los pilotos y aficionados en la localidad de Camargo, Chuquisaca.
Las coloridas alas volarán el sábado 31 y el domingo 1 de abril, por el pequeño pueblo camargueño, en un evento que pretende abrir más espacios para la práctica de este deporte en el sur.
Tarija será escenario también de unas pruebas de parapente en la zona de Falda la Queñua, donde profesionales con aficionados van a volar por la mañana de este viernes 30.
“Volar sobre mi tierra es un sueño”, dice el camargueño Luis Alberto Vacaflores Sánchez, quien está a la cabeza del club Parapente del Sur, que depende de la asociación paceña, que comprende unos 30 pilotos.
Para Vacaflores, que este tipo de festivales sean realizados en su pueblo natal, es palpar un sueño, o mejor dicho volar.
“Libertad”, es la precisa respuesta que da Diego Torrico Meriles, sobre la sensación que siente al practicar este deporte.
“El sueño de muchos, por no decir de todos es volar”, relata Diego, al agregar que la práctica de este deporte es lo más aproximado a sentirse como un ave.
“Las vistas y sensaciones que experimento al volar no se comparan con nada”, dice con cierta adrenalina, en una mezcla de sensaciones al hablar de estas experiencias, cada una, cada lugar, única.
Pero soñar, puede costar caro. “Lamentablemente, el parapente es un deporte costoso, porque los equipos son importados; la mayoría europeos, es por eso que somos pocos los pilotos a nivel nacional”, reveló Luis.

La magia de volar en parapente en los cielos bolivianos.

Con el tiempo, el número de practicantes, pese a esta gran limitante, sigue creciendo y en su entorno, también se generan un importante movimiento, por ejemplo con el turismo.
Hay escuelas que ya funcionan en el país, especialmente en La Paz y Cochabamba, donde los costos no son elevados, según los practicantes, aunque hablar de los equipos, es otra cosa.
3600 hostel es uno de los hoteles que abren sus puertas a los turistas que optan por la aventura, especialmente de volar en parapente sobre los imponentes paisajes bolivianos.
Diego Torrico es uno de sus administradores, quien se encarga de preparar los paquetes para los aventureros turistas.
Este hostel se encuentra en una de las zonas más tradicionales de La Paz, como es el barrio de Sopocachi, ambientado en una antigua casa colonial, dándole así un toque mágico al lugar.

El paceño, Diego Torrico, uno de los gestores del turismo de aventura en Bolivia.

Diego es uno de los gestores turísticos que se encuentran en Tarija, viendo espacios en los que pueda practicarse este deporte extremo.
“Tiene sitios espectaculares”, dice todavía impresionado el piloto. Uno de los lugares elegidos es en Falda la Queñua, donde los vientos son favorables, pero especialmente, el paisaje del valle, es único.
Hay pilotos que también consiguen ingresos adicionales, al organizar vuelos recreativos.
Para los vuelos recreativos son utilizados los equipos biplaza, donde una segunda persona acompaña al piloto.
El costo por vuelo para el aficionado es de unos Bs 500, aunque en Tarija o en el festival de Camargo, por ser promocionales, pueden reducirse a Bs 250; aunque la magia de volar, no tiene precio.

Equipos

Una de las limitantes son los altos costos de los equipos para practicar este deporte extremo.

Un equipo monoplaza tiene un costo aproximado de 3500 dólares.

Un equipo biplaza, puede llegar a costar hasta 5500 dólares.

 

30 años de fe y sabor a los pies de San Roque

30 años de fe y sabor a los pies de San Roque

Ellas le pusieron rostro y sabor al Jueves Santo, a través de los manjares que preparan para vender en esta ocasión

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske

(Verdadcontinta-marzo/2018) Cual guardianas de la ciudad, en lo alto de la calle General Trigo, y a los pies de San Roque, se encuentran ellas esperando a los feligreses para hacer que su andar sea  más sabroso.

Sus rostros son familiares, pues siempre tienen una sonrisa y una palabra amable para regalar a quienes en su quehacer diario, pasan por su lado, observándolas trabajar en silencio. Coincidencia o no, todas son mujeres y todas provienen del barrio Abaroa.

Eladia Fernández y Florentina Cardozo llevan 30 años apostadas en la cima de San Roque, con sus canastas llenas de una amplia variedad de masas típicas y con sus rostros sonrientes, marcados por una mirada pícara.

La iglesia es su segundo hogar y allí, ellas se sienten como en casa. “Buenas tardes señorita”, dice a la periodista, como quien da la bienvenida a su casa. Acto seguido, dibuja una sonrisa en su rostro.

Florentina y Eladia, con los años, se convirtieron en amigas y buenas consejeras.

La iglesia, que es su lugar de venta, no sólo es decorada con rosas pascua y hojas de palmera en Semana Santa, sino que el encanto de las fieles vendedoras pinta un paisaje especial, haciendo que el templo sea uno de los predilectos de quienes se disponen a hacer las siete estaciones.

Ellas, sin duda alguna, son la octava estación; la parada que todos esperan para descansar los pies y disfrutar de la gastronomía regional.

“Nos vinimos a vender al mismo tiempo”, cuenta Florentina, quien forjó un fuerte lazo de amistad con su colega y vecina de venta.

Mientas bate las claras con un poco de azúcar para poder agregar aquella fina capa blanca de fondant característica de las empanadas blanqueadas, Eladia habla de su oficio.

Nelly en su puesto de venta en la esquina de la iglesia San Roque.

“Horneo todo el día, especialmente el Jueves Santo, para salir a vender en la tarde”, dice mientras mira de reojo sus creaciones reposadas en las canastas que están a su alrededor.

Aunque Semana Santa, es una época esperada por ambas amigas por las ventas, en medio del negocio intentan no dejar de lado la fe.

“Vienen mis hijos y nos vamos turnando para ir a visitar iglesias”, cuenta Eladia quien además, cuando puede, se “escapa” a alguna de las procesiones.

Ambas mujeres, pese a ser del barrio Abaroa, conocen  San Roque como la palma de su mano, y no dudan en regalar una sonrisa o una palabra cálida a los vecinos de la zona, que se volvieron sus propios amigos.

A escasos metros de Florentina y Eladia, se encuentra Nelly, quien con mirada tímida y sonrisa nerviosa, cuenta cómo es su rutina.

“Un vasito de aloja doña Nelly”, debe ser una de las frases que más escucha a lo largo de día Nelly Caro Velásquez, quien vende refrescos en la esquina la iglesia San Roque hace ocho años.

La tradicional venta de empanadas blanqueadas al ingreso de San Roque.

Mientras arropa entre sus brazos a una pequeña de cuatro meses, Nelly cuenta que la aloja de cebada, aloja de maní el pelón  y la linaza, son los productos más solicitados por los feligreses que, mientras realizan las estaciones, no dudan en hacer una parada gastronómica para deleitarse con los sabores tradicionales de Tarija.

Su jornada empieza todos los días a las seis de la mañana, con la preparación de sus bebidas, y concluye a la siete de la noche, con la esperanza de haber vendido todo lo que había dispuesto para el día.

El Jueves Santo no es la excepción, aunque ese día suele preparar unos litros extra, con la esperanza de que la venta vaya mejor, debido al flujo de personas que se aproximan a la iglesia.

 

Mitigación de olores: Lo que no se dijo del proyecto

Mitigación de olores: Lo que no se dijo del proyecto

Un proyecto que demande Bs 26 millones para un funcionamiento de dos años…si funciona.  

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-marzo/2018) Hace calor, los zancudos  están en un festín con un zumbido inaguantable que altera el oído, pero especialmente,  que deja su marca en el cuerpo de los habitantes de la zona de San Luis. Lo peor de todo, es el mal olor.

Son por lo menos unos 20 años que los vecinos de la zona de San Luis soportan los malos olores de las lagunas de oxidación.

Incluso, los malos olores cuando los vientos son fuertes, llegan hasta el centro de la ciudad de Tarija.

Las lagunas y sus efectos

Singularmente,  las lagunas de oxidación tienen 29 años de vida útil, lo que quiere decir que apenas tuvo unos 9 años de funcionamiento óptimo.

“Cuando nos socializaron el proyecto nos decían que no habría malos olores, que mejoraría la zona al crear más áreas verdes, pero nada de eso ocurrió”, relató un hombre que compraba de una tienda cercana a la planta.

Una de las promesas en estas socializaciones era la creación de un cordón forestal alrededor de las lagunas para evitar la propagación del olor. Algo que nunca ocurrió.

Eran los años 80, cuando empezó  la socialización para la construcción de las lagunas de oxidación, obra que estaba a cargo de la Prefectura mediante la extinta Corporación de Desarrollo de Tarija (Codetar).

El presidente de ese entonces, era Víctor Paz Estenssoro (1907-2001+), que también era vecino de San Luis.

Hubo oposición al principio, pero una posterior socialización con las juntas vecinales convenció a los habitantes de esa zona, por ese entonces,  casi despoblada.  La obra fue concretada en 1989.

29 años después, la población en lo que ahora es el Distrito 11 de la ciudad, incrementó notablemente.

La zona afectada directamente por los malos olores, que incluyen los barrios Aeropuerto, San Luis, San Jerónimo y Morros Blancos, sobrepasa los 20 mil habitantes según datos del censo del año 2012 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

“Yo me acuerdo que salía a jugar al jardín y nos entrábamos algunas noches, porque olía mal”, recuerda Mercedes, una joven que hace 15 años, pasaba los momentos más felices en aquel patio, hasta que ese fétido aroma, cortaba el romance del momento.

Conforme pasaron los años, el olor se hizo más insoportable, llegando hasta el año 2014, cuando la paciencia de los vecinos llegó al límite.

Lagunas de oxidación de San Luis

Fue en ese año, que durante la gestión del gobernador Lino Condori Aramayo, empezaron las movilizaciones de los vecinos, exigiendo una solución al tema de los malos olores.

Una de las manifestaciones fue tal, que hasta tiraron heces a las paredes del edificio de la Gobernación para que sus funcionarios, comprendan lo que es vivir con ese olor a diario.

Es entonces que surge el proyecto de mitigación de olores con un costo inicial de Bs 23 millones, pero el mismo, no logró concretarse, quedó en eso, una intención.

Con la llegada de las elecciones subnacionales en 2015, entre las promesas electorales del candidato de Unidad Departamental Autonomista (UDA), Adrián Oliva Alcázar, estaba la solución definitiva al problema de los malos olores.

Oliva ganó la elección y por ende,  volvió a encararse el proyecto citado.

El Gobierno Nacional había confirmado la ejecución de la macroplanta de tratamiento de aguas residuales, que de concretarse,  tiene un tiempo de 5 años su construcción.

En todo este tiempo,  fue creado el Comité Impulsor de la Planta de Tratamiento, el que apoya ambos proyectos.

Hasta ahí, todo bien.

El millonario proyecto

“Mientras estén en construcción las plantas de tratamiento, debe darse una solución inmediata a la contaminación”, dijo el concejal, Alan Echart Sosa, en una de las reuniones de socialización del proyecto de la mitigación de malos olores.

Sin embargo, especialistas en ingeniería ambiental y tratamiento de aguas residuales, revelaron que el tiempo de implementación de este proyecto no es inmediato, puede demandar como mínimo,  unos tres años.

Solo en la construcción de las membranas o el gigante parche que irá sobre una de las lagunas, demandará un tiempo de dos años, explicó el ingeniero paceño, José Luis García Moscoso.

El hombre moreno de unos 1,80 metros, sencillo y bonachón, toma asiento en las oficinas del periódico. Viste con camiseta, pantalones anchos y zapatillas, como todo ingeniero.

Al principio, se muestra  un poco tímido, pero cuando empieza a tocar el tema del tratamiento de los recursos hídricos, cambia su semblante,  hablando con lujo de detalles, y es que su experiencia le ayuda bastante.

García es ingeniero agrónomo ambiental, con dos doctorados y máster en gestión ambiental y de aguas residuales en Barcelona- España como en Virginia- Estados Unidos.

Este ingeniero boliviano, tuvo la oportunidad de trabajar en España y Estados Unidos en plantas de tratamiento.

El ingeniero José Luis García Moscoso, considera arriesgado el proyecto de mitigación de olores.

Sobre el caso específico de Tarija, Sánchez  no ve lógica la implementación de este costoso proyecto. “Debemos ser eficientes en el uso de los recursos económicos”, reflexionó el experto.

“Cuando encaramos un tema de tratamiento biológico, no es que al abrir la válvula ya funciona”, indicó.

Dijo que se requieren en este tipo de proyectos, un periodo largo de estabilización “de la población bacteriana”.

Para colmo, hubo un incremento de Bs 3 millones al proyecto inicial, lo que quiere decir que le costará al departamento unos Bs 26 millones.

Este monto será invertido para un proyecto que dure tres años en su implementación y de ahí, ver si funciona.

En síntesis, serán gastados Bs 26 millones para un proyecto que demande tres años en construcción y puesta en funcionamiento, mientras sea realizada la planta de tratamiento.

Si la construcción de la planta de tratamiento dura 5 años, los Bs 26 millones de la mitigación de olores de las lagunas de oxidación de San Luis, serán utilizados para algo que funcione solo 2 años.

“Es una apuesta muy cara, muy arriesgada y demasiado demorada”.

Riesgos

El mayor riesgo es que la implementación del proyecto no da una garantía de acabar con los malos olores.

Solo podrá conocerse si realmente funciona, cuando entre en marcha. “Son tres años con tremenda inversión, para ver si esto va o no va”, cuestionó.

Diferentes especialistas en hidrología sondeados sobre el tema,  concuerdan  en que la solución que plantea la Gobernación, puede ser efectiva, pero también tiene un riesgo y no podría resultar.

José Luis dice que el proyecto de Tarija es un “experimento”, del que no encontró antecedentes, entonces,  los resultados pueden ser buenos, pero también malos.

Los proyectos de mitigación de olores que existen en otras ciudades empezaron de cero, pero ese no es el caso de Tarija, donde intentan colocar membranas o “parches”, sobre las lagunas para iniciar un tratamiento. En otras palabras, adaptarlas al antiguo diseño.

“No es necesario tener un doctorado para darte cuenta que en lugar de solucionar algo que está tan mal con un parche, es hacer algo nuevo”, dijo frunciendo el ceño.

Entonces… ¿Cuál es la solución? Es la pregunta que surge inmediatamente después de estas declaraciones.

La respuesta es práctica. “Es mejor hacer un esfuerzo económico más allá y hacer una instalación nueva;  hacer una planta al final, donde se puedan acumular todos los descargos, con un único tratamiento, si el objetivo es de dar una ventilación ambiental”.

La ventilación ambiental se refiere a devolver el agua al ecosistema en iguales o mejores condiciones.

A diferencia de otrora, cuando los vecinos solo escuchaban a técnicos de las instituciones estatales que socializaban los proyectos, esta vez, los habitantes de San Luis, dejando de lado a las dirigencias barriales que a veces también suelen estar politizadas, hicieron un esfuerzo e invitaron a este, como a otros técnicos,  de forma que les den su visión sobre los proyectos mencionados.

Haciendo un resumen de las opiniones de este y otros especialistas, todos concuerdan en que algo huele mal con este proyecto.

Socialización del proyecto de mitigación de olores con vecinos de San Luis.

Un proyecto al revés

Las membranas que sean colocadas en una de las lagunas de oxidación de San Luis, estarían al revés de lo aconsejable en un sistema anaeróbico, como es el que se tiene.

“El sistema anaeróbico es muy efectivo y barato, pero se pasan horas, días, para después, seguir a un sistema donde el agua puede pasar semanas de tratamiento”, explicó el ingeniero experto en hidrología, José Luis García Moscoso.

Para el funcionamiento efectivo de este sistema, deben usarse lagunas “sumamente grandes”,  para filtrar el agua posteriormente, a una laguna anaeróbica pequeña.

“En Tarija, lo que quieren hacer es al revés”, reveló al conocer del proyecto de mitigación de olores.

Las membranas o parches serán puestos a la laguna mayor que tiene un tamaño de cuatro hectáreas, la que se convertirá anaeróbica, usando las otras para complementar.

Pero el problema mayor, es que las membranas son colocadas en las lagunas cuando los proyectos inician desde cero, siendo los resultados favorables. En este caso, los parches deberán ser adaptados a las actuales lagunas de San Luis.

Gobernación garantiza el proyecto

Con el aval social, la Gobernación mantiene firme la postura de ejecutar el proyecto de mitigación en las lagunas de oxidación de San Luis.

El argumento es que este proyecto, es requerido por la población del Distrito 11, debido a los malestares que generan los malos olores de las lagunas de oxidación.

Al caerse las licitaciones por la falta de empresas proponentes, la Gobernación determinó ir por la invitación directa.

Para los especialistas, la falta de proponentes debió a la dificultad del proyecto, pues debe experimentarse con algo no antes realizado, de poner unas membranas que no fueron diseñadas para estas lagunas en específico.

Desde la Gobernación, aseguraron que a finales de abril,  la empresa elegida iniciará la ejecución del trabajo.

“En vez de poner la piedra en el camino, vamos a empezar a quitarle,  para que la Gobernación pueda seguir adelante,  porque este es un proyecto para Tarija”, resaltó, uno de los principales defensores de este proyecto, el concejal, Alan Echart Sosa.

¿Qué es un sistema anaeróbico?

El sistema aeróbico es un tipo de vía energética que implica la utilización de oxígeno. Este proceso actúa en ejercicios de intensidad moderada y prolongada en tiempo, se nutre de las reservas de hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Es un proceso que aprovecha la naturaleza, con el funcionamiento de los microorganismos que terminan por comer todos los materiales orgánicos.

InMovil: La aplicación inmobiliaria que desafía al mercado local

InMovil: La aplicación inmobiliaria que desafía al mercado local

Lo que empezó como una idea, terminó convirtiéndose en un modelo de negocio que poco a poco, va dando sus primeros frutos en el mercado local

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske Moscoso

(Verdadcontinta-marzo 2018) La herramienta permite que ofertantes y solicitantes,  pueden conectarse de manera directa, revolucionando las leyes de la oferta como de la demanda, además de las exigencias de los usuarios de la era digital.

La vorágine del día a día, la falta de tiempo para desplazarse de un lugar a otro y la tendencia a la autogestión del cliente, fueron los parámetros que inspiraron a Mayra Espíndola, Paola Raña, Maricruz Rodríguez y Carlos Iñiguez, para dar vida a InMovil.

Lo que empezó como una idea, terminó convirtiéndose en un modelo de negocio que poco a poco, va dando sus primeros frutos en el mercado local.

El proyecto empezó a tomar forma en un fin de semana para emprendedores, organizado por una dependencia municipal, pero  aunque el proyecto fue seleccionado en la primera etapa, no logró pasar a la segunda ronda.

Sin embargo, para el grupo de amigos no había vuelta atrás, el desarrollo de la aplicación debía continuar.

“Continuamos trabajando por unos seis meses más”, explica Paola, quien asegura que el camino fue difícil, puesto que debían pasar horas de horas  trabajando en la noche, y hasta el amanecer, ya que todos tienen un trabajo fijo con un horario laboral que cumplir.

Ver la aplicación ya en el mercado, es prueba de que su empeño y dedicación valió la pena.

Los creadores de inmóvil. Mayra Espíndola, Paola Raña, Carlos Iñiguez y Maricruz Rodríguez.

InMovil, que ya se encuentra disponible en la tienda virtual de GooglePlay, es una aplicación que aglutina una amplia oferta de bienes inmuebles disponibles para la venta o alquiler en Tarija.

Inspirada en la autogestión del comprador, la aplicación permite a los usuarios  acceder a un sinfín de opciones de inmuebles desde su teléfono celular, a través de fotografías como de datos que ayudan a especificar sus criterios de búsqueda.

En un menú simple y fácil de utilizar, los usuarios pueden elegir el inmueble de su interés; sea éste un departamento, casa, oficina, terreno o automóvil.

Una vez seleccionado el criterio de búsqueda principal, pueden añadir más filtros para que su exploración sea más específica.

Rango de precio, número de habitaciones y metros cuadrados, son parte de los criterios de búsqueda que pueden aplicar.
Si bien la aplicación es gratuita para los compradores, los ofertantes pagan una tarifa mínima para subir su oferta a la aplicación.

“No cobramos comisión”, aclaró Paola, explicando que actualmente cobran una tarifa promocional de Bs 30 por el uso de la aplicación, porque la característica de InMovil es ser un nexo directo entre comprador y vendedor.

El cobro es realizado una sola vez, por cada producto que sea subido a la aplicación.

“Ahora estamos con la tarifa promocional de lanzamiento, que te ofrece 15 días gratis y luego te cobra los Bs 30”.

Para garantizar que las ofertas sean legales y reales, los vendedores deben comunicarse con InMovil a través de su página de Facebook, el teléfono 6933 2730 o el mail inmóvil.tarija@gmail.com.

Una vez que se contactan con el staff, estos proceden al llenado de formularios, toman las fotografías, realizan el cobro de la tarifa por el uso de la aplicación y posteriormente,  el inmueble es subido; listo para ser visto por los usuarios.

Gracias a las nuevas tecnologías, InMovil promete ser una apuesta por la digitalización de un mercado inmobiliario sin intermediarios y de autogestión.

Tarija y Salta ofrecen 7 carreras con doble titulación

Tarija y Salta ofrecen 7 carreras con doble titulación

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske Moscoso

(Verdadcontinta-marzo 2018) Gracias al convenio firmado entre la Universidad Católica San Pablo de Tarija y la Universidad Católica de Salta, los estudiantes de ambas casas de estudios podrán obtener su título profesional, tanto en Bolivia como Argentina.

Ingeniería Civil, Ambiental y de Sistemas, son las nuevas carreras de doble titulación, que se suman a la lista encabezada por Comunicación Social, Arquitectura, Diseño Gráfico e Ingeniería Comercial. Estas carreras fueron incorporadas a esta modalidad en una ocasión anterior.

La doble titulación permite que tras cursar el último semestre en Salta o Tarija, según corresponda el caso, los estudiantes puedan obtener el título profesional en ambos países.

Autoridades de ambas instituciones en la firma del convenio.

“Este es un momento histórico para nuestra regional, en lo que respecta a la línea de internacionalización, al cumplimiento de muchas metas de nuestro plan estratégico institucional”, aseguró el rector de la UCB- Tarija, José Loaiza Torres, quien contó que fruto de esta alianza, Salta ya recibió al primer estudiante de Arquitectura que será parte del programa de doble titulación.

Al margen de la doble titulación, fueron firmados convenios de movilidad de profesores, estudiantes y traspasos de carreras, los que permitirán el deslazamiento de docentes como de alumnos de ambas universidades, sin que tenga que mediar el consulado o efectuar trámites burocráticos.