Conéctate

Tinta Mujer

El descubrimiento de la sexualidad de una mujer

“Pienso que el arte siempre ha estado en mí, pero ha empezado, en el caso del collage en sí, como una forma para expresarme”, así se expresa Paolita sobre arte que practica.

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske Moscoso

(Verdadcontinta-abril/2018) Caminar de la mano de su pareja, es la gesta de su propia revolución. Si, son dos mujeres que caminan de la mano bajo la mirada escrutiñadora de quienes giran la cabeza a su paso.

Cada paso que dan con las manos entrelazadas es como una bala que, sin sangre, rompe los juicios y esquemas hasta ahora conocidos por la sociedad, dejando una herida en los viejos preceptos.

Su revolución tal vez sea equiparable a la Revolución Industrial, con cambios tan trascendentales como la economía y el comercio. O tal vez más importante, pues se trata de una revolución de amor. Sólo el tiempo dirá.

“Hay muchas miradas y cosas que incomodan, pero para mí transgredir es incomodar”, dice del otro lado del teléfono Paola Valdivieso Torri, mientras explica los juicios  y reacciones que genera y percibe cuando camina de la mano de su novia por la ciudad.

“Tal vez sea algo natural a futuro, porque debería serlo, pero ahora es transgredir”, aclara.

Paola, la joven que se abrió camino en medio de una sociedad cerrada.

Paola nació en Tarija, una pequeña ciudad del sur de Bolivia y siempre tuvo una personalidad fuerte. Con esa fortaleza de carácter y espíritu que le son innatas, ahora se dispone a compartir su historia; su propio descubrimiento.

Lesbiana. Sí. Usa muchas veces esa palabra a lo largo de la entrevista, porque no tiene miedo a decir que lo es.

Aunque hay quienes utilizan la palabra como un insulto, para ella, es un adjetivo más para describir la atracción entre miembros de la especie humana. Es lo que es. Una forma de decir que existe amor entre dos mujeres.

“Yo no me sentía cómoda con los chicos, aunque no tenía ni tengo nada contra ellos”, dice a modo de dar inicio a la entrevista. Entre su incomodidad y su curiosidad, Paola se “descubrió” a los 22 años.

“En mi caso fue un descubrimiento, porque a diferencia de otras mujeres, yo no me sentí así siempre”, asegura.

El poder conversar y conocer a una mujer lesbiana, la ayudó a descubrir qué era lo que realmente le pasaba.

“Mi salida del closet, si se puede llamar así, me la he planteado hace poco, porque no tenía una respuesta clara”, afirma con su inconfundible voz ronca. Aunque su círculo más cercano ya lo sabía, Paola explica que mantener su sexualidad en perfil bajo fue una decisión que tomó por la iglesia, no por su familia ni la sociedad.

“Es muy difícil que vayan de la mano, porque cada iglesia tiene sus normas, y esas normas no aceptan que existan personas como nosotros”, responde cuando se le pregunta si la homosexualidad y la religión pueden existir juntas. Sin embargo, afirma que hay personas de la comunidad que son creyentes.

Más allá de los prejuicios, ella logró hacer algo que pocos seres humanos consiguen a lo largo de su vida. Descubrirse. Descubrir su forma de ser feliz y cómo ser ella misma.

En este caminar su familia fue un pilar fundamental. “Mi madre ha sido muy compañera, pese a que no estaba de acuerdo al comienzo”.

Paola se dedica al collage. Desde su arte, ella plasma sus ideales y sentimientos.

Con pequeños detalles y gestos su madre le demostró a Paola que el amor lo puede todo, y el de una madre no es la excepción. “Aunque nunca me acompañó a una marcha, salía al balcón a mirarnos pasar”.

Si bien el apoyo y aceptación de su familia en Tarija siempre estuvo, Paola considera que en la pequeña ciudad aún queda un largo camino por recorrer. “Hemos identificado que Tarija y Sucre son los lugares más cerrados”.

Aunque hay discotecas y cafés para gays y lesbianas en estas ciudades, Paola es consciente de que no pueden vivir en una burbuja y que eso debe mejorar.

“Fíjate que hasta usamos la palabra gay como un insulto. Es una etiqueta de una identidad sexual que se usa para agredir”, resalta.

Una vez más, Paola asegura que es lesbiana. Sí. Lesbiana. Y no le ofende serlo, pero le duele cuando utilizan su identidad para insultarla.

“Soy humana. Tengo sentimientos y me hiere”. Pero luego, en un momento de claridad mental, reconoce que ella tiene la cabeza más abierta que sus agresores, e intenta comprender su imprudencia, su falta de conocimiento y tolerancia.

“Trato de ponerme en su situación y tratar de entender, pero jamás aceptar”.

Transgredir desde el arte

El arte llegó a su vida en el momento exacto, como una herramienta más para plasmar sus sentimientos, sus pensamientos y su sexualidad, desde una perspectiva estética.

“Pienso que el arte siempre ha estado en mí, pero ha empezado, en el caso del collage en sí, como una forma para expresarme”, explica.

A través de frases armadas con recortes, cuya temática principal es la sexualidad y el cuerpo de la mujer, Paola crea verdaderas obras de arte que plasman su personalidad y pensamientos.

La tarijeña se mudó a Cochabamba, donde crea y vende sus obras, habiéndose ganado una merecida reputación en el mercado local y nacional.

Sus trabajos abordan temas como la sexualidad y el cuerpo de la mujer.

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

La joven que encabeza la lucha cívica en Tarija

Tinta Mujer

Evo pidió en 2005 la renuncia de Mesa y que el cargo lo ocupe un magistrado

Tinta Electoral

Cinco concursos y becas para fotógrafos y periodistas

Uncategorized

El efecto dominó del referendo de los Bs 153 millones

Reportajes

Publicidad

Copyright © 2019 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo