La planificación virtual y la cirugía ortognática llegan a Tarija

La planificación virtual y la cirugía ortognática llegan a Tarija

Ariel Ramírez es el joven médico que propone el uso de planificación virtual y prototipos en 3D para las intervenciones y tratamientos ortognáticos

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske Moscoso

(Verdadcontinta-septiembre/2018) “El rostro es la carta de presentación de una persona”, dice Ariel Ramírez Aragón, de 30 años, para explicar el impacto que tienen las cirugías que realiza en la vida de las personas. Pues más allá de las mejoras funcionales a nivel fonético o para deglutir, el aspecto estético tiene un impacto positivo en los pacientes que tienen alguna deformidad facial.

La deformidad puede presentarse por asimetrías, hipoplasias, excesos de crecimiento, fisuras faciales o síndromes de cabeza y cuello, donde existen alteraciones de las estructuras faciales que se pueden presentar con fisuras o hendiduras del rostro. Sea cual fuera el motivo, la imagen suele tener un gran impacto psicológico en los pacientes, haciendo que no se acepten, se retraigan y se aíslen de la sociedad.

Según las Revista de Especialidades Médico-Quirúrgicas, “el que haya una solución de las dificultades psicológicas, depende de las soluciones de las dificultades físicas”. Y ahí es donde entran en juego especialistas como el tarijeño Ramírez.

Ariel Ramírez en entrevista con Verdad con Tinta.

Ariel se capacitó en el país, pero posteriormente hizo un fellowship y un posgrado en cirugía maxilofacial en la Clínica Alemana de Chile. Allí no solo aprendió las más avanzadas prácticas en su área, sino que incorporó el apoyo de las nuevas tecnologías para tener mayor éxito y precisión.

Fellowship es en el ámbito académico de la medicina es un periodo de formación para los médicos que ya han realizado un internado o residencia; abarca uno o dos años, se considera un programa de especialista porque es post-doctorado

Y aunque anteriormente tomaba los moldes de manera manual, hoy en día a un software, Ariel puede ingresar los datos de la tomografía digital del paciente y recrear a escala real su rostro. Allí puede ver exactamente cada hueso, y músculo del rostro, para definir milimétricamente las zonas de intervención y los lugares donde realizará cortes como suturas. Además, con estos datos puede crear prototipos en 3D que le permiten ver exactamente cómo está posicionada la mandíbula para tener mayor garantía de éxito a la hora de la intervención.

Apoyado en esta tecnología, el médico realizó la primera cirugía maxilofacial en Tarija, para extraer un tumor.

“Era un tumor benigno, pero era destructivo”, dice mientras sostiene entre sus manos el prototipo de la mandíbula de la paciente, hecho con impresión 3D. El pequeño trozo de plástico tiene la forma de la mandíbula y está impreso en tamaño real. Claramente se puede ver un orificio en la parte frontal de la muestra, que muestra de manera exacta el tamaño del tumor y su posición.

El médico analizando una de las imágenes antes de atender a un paciente.

“Fue un éxito”, dice respecto a la intervención.

Estos soportes tecnológicos también tienen especial uso en el caso de la cirugía ortognática, la que es realizada con la finalidad de posicionar las estructuras faciales óseas en un lugar correcto, para lograr más estética, más funcional y, por supuesto, más salud para el paciente.

 

“Es una cirugía que ya se ha realizado en otras ciudades”, cuenta Ramírez.

“Le cambia la vida a mucha gente”, continúa, “en el centro en el que estuve en Santiago, era uno de los más grandes del mundo en los que se realizan ese tipo de cirugías”, agrega respecto a su experiencia en este tipo de intervenciones.

Cientos de pacientes tienen problemas en su alimentación porque no pueden morder bien, mientras que otros tienen apneas obstructivas, por lo que tienen dificultades para respirar. Esta cirugía representa un cambio de vida, pues este tipo de pacientes suelen tener los maxilares desproporcionados, ya sea más grandes o más pequeños.

La apuesta de los jóvenes por la tecnología y por su tierra, hace que Tarija poco a poco se vaya convirtiendo en un referente en la medicina en la región, pues diferentes pacientes vienen de ciudades como Sucre y del interior del departamento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *