Conéctate

Tinta Actual

Patzi: Que la justicia y la salud sean administradas por los sectores sociales

Él se muestra como la alternativa de aquellos que se desilusionaron del denominado “proceso de cambio”, pero con una fórmula más radical

“Es polémico pero les encanta”, dice con una sonrisa Félix Patzi Paco de 52 años, el candidato presidencial por el Movimiento Tercer Sistema (MTS), quien cree que le puede restar el voto fuerte al Movimiento Al Socialismo (MAS), de Evo Morales Ayma.

Patzi conoce muy bien al entorno del Gobierno Nacional y de Evo Morales, al haber formado parte de su primer gabinete ministerial entre 2006 y 2007.

El candidato y gobernador del departamento de La Paz, Félix Patzi, recibe al equipo periodístico de Verdad con Tinta en un pequeño edificio de la ciudad de El Alto, muy cerca de la congestionada La Ceja.

Al interior del edificio se encuentra un salón que está colmado de seguidores del Movimiento Tercer Sistema; puede verse a cholitas vestidas con polleras verdes u hombres de rasgos andinos con chompas del mismo color, característico de este frente político.

Los candidatos para la Asamblea Legislativa- por el partido- ya fueron elegidos y se encuentran todos reunidos en El Alto para afinar detalles con miras a la campaña electoral en sus respectivas regiones.

Afilando la campaña en un pequeño cuarto, se encuentra Félix Patzi, de saco blanco, en una larga sesión fotográfica, posando para la cámara con cada uno de los candidatos a diputados como a senadores. Posa con la mirada fija y la sonrisa congelada como el clima alteño para cada una de las fotografías.

Un corte entre las fotos hace las veces de descanso, dando pie para hablar con Verdad con Tinta, con miras a las elecciones generales de octubre.

“Este es el trabajo que estamos haciendo al momento con diferentes materiales, especialmente, promocionando los candidatos de las circunscripciones”, cuenta el candidato presidencial antes de empezar la entrevista.

Su propuesta tiene tres pilares, que son: economía, política y justicia, aunque con enfoques bastante particulares de los ya conocidos.

  • La polémica postura sobre el rol de la mujer

Precisamente, una de sus opiniones respecto a la emergencia por el incremento de casos de feminicidios en el país, le provocaron una lluvia de críticas, pero si algo demuestra el candidato, es que se mantiene firme en su postura.

Patzi, atribuyó el incremento de los casos de feminicidios en el país a la incursión de la mujer en la política y dijo que la emergencia femenina en el ámbito político «ha separado a la familia».

«Las causas por las que se generó esto: la mujer ha ingresado a la actividad política, ha separado a la familia, y el marido no puede ir a colaborar, porque si va a colaborar, nuestra ley dice que es nepotismo. Se ha roto la familia», fueron las declaraciones que generaron fuerte repercusión.

Por estas declaraciones fue tildado de “machista”, pero él aclara que su visión es contraria a estas acusaciones, pues en realidad, el sistema “neoliberal” es el que mantiene una cultura favorable al varón.

Patzi calificó de «excelente» el hecho de que las mujeres incursionen en actividades académicas y políticas, pero estableció que las normas están hechas para el varón, porque en ellas prevalece la visión de que el hombre «es el que mantiene a la familia».

Niega ser machista por sus propuestas, incluso dice que su esposa es parte fundamental en esta campaña.
“Mi esposa prácticamente es el eje motor con el partido”, expresa al reconocer que gracias a ella consiguieron el número necesario de firmas para que el frente sea reconocido por el Tribunal Electoral.

“Gran parte es su logro, y ahora también lo va encabezando, por lo tanto, tengo un trabajo muy compartido”, dijo en referencia a su pareja de vida.   

  • Justicia comunitaria

Es en este punto en el que cree que la justicia debe dar un giro de 180 grados.

“El plantear la justicia más eficiente con un control propio de una administración de la población”.

Su plan es que la justicia pase a una administración directa de la población por zonas.

“Sea el Plan 3 Mil en Santa Cruz o  el Mercado Campesino de Tarija,  en cualquier lugar tienen esos problemas de delincuencia. Ellos quieren controlar, tener potestad mediante una ley, entonces no están autorizados y -eso- cambiaría”, ejemplificó.

Conocida popularmente como la “justicia por mano propia”,  sería una de las propuestas que según Patzi atrae al votante. “Nos dicen que tenemos razón”.

Quizás uno de los ejemplos más populares de la justicia comunitaria, es su caso en particular,  cuando era candidato a la prefectura paceña por el Movimiento Al Socialismo (MAS), y fue detenido por conducir en estado de ebriedad un vehículo estatal.

Era  el año 2010, cuando tuvo que purgar una condena de la justicia comunitaria haciendo 1000  adobes, como una forma de redimirse luego de haber sido detenido conduciendo en estado de ebriedad.

  • Salud

En la salud su propuesta es similar, el candidato propone que la misma sea administrada por los sectores sociales.

“Cada sector con su seguro que sea administrado por ellos mismos”, plantea.

En el ámbito de la educación y viendo la realidad de la vida cotidiana a nivel nacional, el candidato plantea que los estudiantes aprendan a trabajar desde temprana edad.

Según esta propuesta, el alumno podría trabajar  y estudiar desde los 13 o 14 años, con el fin de que a los 18 años tenga un puesto fijo. “Todos los bolivianos tenemos el mismo problema de empleo”, afirma.

“Profesionalizar a los jóvenes desde los 15 años y darles educación dual en secundaria, les dará soberanía económica a los bachilleres”.

Desde su punto de vista, con esta alternativa, el joven profesional puede crear empresa, y generar mayor ingreso económico. “Así, no tendrá patrón privado o estatal. Será soberano económicamente», precisó.

  • Economía

Entrando en la economía, también pretende cambios radicales. “Hemos planteado que la base de la economía sean las empresas de emprendimiento propio, que son las asociaciones o cooperativas, y Bolivia está llena de asociaciones”, explica con el característico tono occidental boliviano, reforzando el uso de la “s” con cada palabra.

En el área económica pretende potenciar el capital para las asociaciones  modificando la Ley de Bancos, el Código de Comercio y la Ley Safco o de administración de recursos gubernamentales.

  • ¿No afectaría a las empresas privadas?

Patzi responde que no, porque mediante ese cambio estructural, “se tendrá un crecimiento económico sostenido”.

  • Política

El último pilar fuerte de su propuesta está en la política, con la eliminación de la Ley de Partidos.

Las actuales normativas desde, su punto de vista, fomentan a la hegemonía; a tener el “rodillo parlamentario” o a que determinadas fuerzas “metan su caballo de Troya” a la Asamblea.

Para él, los diputados y senadores deben responder a una deliberación colectiva, que sean parte de un partido político, pero que su permanencia en el curul dependa de la evaluación del sector que representa. “Les encanta la idea”, dice en referencia a las organizaciones y movimientos sociales.

Está claro que son propuestas que para bien o mal, llaman la atención.  “Ven con escepticismo, pero les encanta, y dicen esta si es una propuesta distinta a la que siempre conocemos, ¡eso nos hace diferentes!”, dice convencido.

Sobre la construcción de hospitales, escuelas o proyectos productivos, refiere que no deberían ser parte de las propuestas de los candidatos, porque en realidad son obligaciones que deben asumir los gobernantes haciendo cumplimiento a la Constitución Política del Estado.

“A mí me importa el planteamiento de transformación estructural”.

  • ¿No renunciará a su cargo de gobernador?

“Voy a continuar como candidato, y además como gobernador, eso lo dije desde un inicio”, responde.

Al no ver de todo convencidos a los periodistas, agrega que las reglas deben ser las mismas, que lo correcto sería que todos por normativa renuncien, pero no ocurrirá aquello.  “No voy a negociar”, acota.

Por ende, su gestión como gobernador de La Paz culminará el 31 de mayo de 2020.

  • ¿Cómo ganarle a Evo?

“No te preocupes…uno no tiene que preocuparse por los otros, jamás te preocupes, yo me preocupo por mí mismo y me trazo la meta para llegar, porque sino, voy a perder mi tiempo  en ellos”, dice sobre su ritmo y estrategia de trabajo. “No me incumben los otros”, agrega.

Aunque claro, indica que las campañas son desiguales. “Hay una desigualdad increíble desde el Estado; el MAS tiene Bs 13 millones, otros partidos Bs 6 millones, a nosotros nos han otorgado Bs 2 millones, que es mucho”.

Asegura que los Bs 2 millones otorgados por el Tribunal Supremo Electoral para la campaña es una cantidad que sobrepasa sus expectativas. “Para construir nuestro partido no hemos usado ni un centavo”, acota orgullos.

Expone que ese monto es “muy significativo” para un partido acostumbrado a hacer un tipo de campaña “más intelectual”, con seminarios, por ejemplo.

Afirma que para la elección subnacional del año 2015 no gastó “ni un centavo”, cuando fue el candidato de Soberanía y Libertad para Bolivia (SolBo).

Ahora, alejado de la agrupación que lidera el alcalde paceño, Luis Revilla Herrero, espera nuevamente quitarle el voto fuerte al MAS, como ocurrió ese 2015 en el departamento de La Paz, uno de los bastiones del oficialismo.

“Es muy importante el trabajo, mi cabecita  ya sabe, ya puedo saber cuántos masistas hay, cuántos de la derecha, puedo saber en la campaña, esa es la virtud de caminar, de difundir por la calle”, cuenta.

Recalca que ese dinero sobrará, tomando en cuenta la campaña que están realizando. “Harto es…”.

  • El candidato

Amante del chairo “bien paceño”, Patzi es un hombre que siente la política en sus venas, contando que su misma familia está muy inmersa en todo ese contexto.

Es sociólogo, tiene una maestría, un doctorado, 12 títulos publicados y, según su declaración ante la Contraloría General del Estado, posee un patrimonio de seis  millones de bolivianos.

Desde su niñez tuvo que trabajar en la chacra, se hizo comerciante en Puno, Perú. Fue fabricante de adobes en La Paz y vendedor de revistas en la universidad.                      

Pero volvemos al 2019. En sus tiempos libres trata de escribir, de avanzar el último libro que quiere presentar sobre las élites y las tendencias ideológicas de Bolivia. “Para eso necesito consultar muchos libros, pero la vida política a veces te impide, porque debes atender a mucha gente”, revela.

La literatura no es lo suyo. “Lo que leo es lo que incumbe a mi profesión, economía, política, educación, todo lo que se relaciona con lo que estoy escribiendo”, aunque claro, debe darse algunos minutos, algo que le está resultando complejo entre la campaña y la gestión administrativa de la Gobernación paceña.

Por el momento se viene el baile más difícil, la recta final de las elecciones generales, sin dejar de lado su cargo de gobernador, debe saber marcar bien todos los pasos, como su ritmo preferido: la chacarera. “En serio, no es mentira, me encanta escuchar”, revela sobre este género folklórico del sur del país que dice, le ayuda a bajar el estrés.

Con una sonrisa cierra la entrevista, mientras más personas se aglomeran a su alrededor para tomarse la foto con él. Vuelve a posar optimista.

Redacción Central
Escrito por

1 Comment

1 Comment

  1. Avatar

    Laia

    enero 9, 2020 at 8:59 am

    Un articulo muy interesante. Muchas gracias por la ilustración. Un cordial saludo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Mujeres detrás de la televisión: Remedios y Susi, las dos primeras switcher en Tarija

Tinta Mujer

El desierto de sal más desierto que nunca

Tinta Empresarial

De camino a una sociedad del conocimiento, más vale tarde que nunca

Tinta Actual

Barby Urzagaste, la olvidada heroína que falleció en el incendio de Sama

Tinta Mujer

Copyright © 2020 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo