Los frentes con más tradición histórica en la política para las primarias

Los frentes con más tradición histórica en la política para las primarias

Elecciones primarias

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske Moscoso y Jesús Vargas Villena

Desde la Revolución del 52 hasta el denominado “Proceso de Cambio”, el MNR y el MAS son los partidos que más años gobernaron el país en diferentes contextos en la era democrática, ambos pretenden llegar a lo más alto el 2019

De los nueve partidos políticos habilitados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) para las elecciones primarias de enero de 2019, hay frentes que tienen una importante historia de vida que se conjuga con la del país.

A continuación te mostramos los partidos de mayor tradición política que participan de estas elecciones primarias.

Movimiento Al Socialismo (MAS)

Si bien su accionar político es conocido públicamente por el ascenso de la figura de Evo Morales Ayma, desde el año 2000, saliendo segundo en las justas presidenciales del 2002 con esta sigla, la historia del MAS se remonta a 1987, siendo actualmente uno de los partidos tradicionales que participen de estas primarias.

El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) fue fundado el año 1987 por una línea de izquierda de Falange Socialista Boliviana (FSB), uno de los partidos políticos más activos entre los 50 y los 80.

El líder histórico de FSB fue Óscar Únzaga de la Vega(1916-1959+), quien fuese asesinado en La Paz por el entonces Gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) a la cabeza de Hernán Siles Suazo (1913-1996+). Los falangistas también culpan de este asesinato a Víctor Paz Estenssoro (1907-2001+) como uno de los autores intelectuales.

Con la muerte de Únzaga de la Vega, Falange se dividió, precisamente una de sus ramas a la cabeza de David Añez Pedraza (1931-2010+), que fue la que terminó por fundar en 1987 al Movimiento Al Socialismo-Unzaguista (MAS-U), siendo un partido de apoyo a los movimientos cocaleros e indígenas que se oponía a los gobiernos tradicionales de turno.

Ya en el año 1995 es fundado el MAS como se conoce en la actualidad. Por motivos prácticos la sigla “U” de unzaguista, fue quitada, desmarcándose así de su pasado falangista.

Entre los fundadores de este partido estaban Román Loayza, Lino Villca y Dionisio Núñez, el ideólogo Filemón Escóbar (1934-2017+) y el indigenista socialista Félix Patzi Paco.

David Añez Pedraza, fundador del MAS.

Como legado de la Falange, quedó el azul como el principal color de este partido.

El liderazgo de Evo Morales Ayma, en este partido aparece recién en 1997 con la refundación de este frente al aliarse con movimientos indigenistas y cocaleros. Es ahí que se aumenta   Instrumento de Soberanía Popular a la sigla: MAS-ISP. En ese entonces Morales era presidente de la Confederación de Trabajadores del Trópico Cochabambino.

El proyecto del MAS se fue trabajando con fuerza mediante diferentes organismos internacionales, hasta llegar a las elecciones presidenciales del año 2002, donde su candidato presidencial, Evo Morales, sorprendió con el segundo lugar con el 20.9% de apoyo, solo superado por el MNR de Gonzalo Sánchez de Lozada que obtuvo el 22.5%.

El candidato a la vicepresidencia que acompañó a Morales en esa primera experiencia fue el periodista y escritor Antonio Peredo Leigue (1936-2012+).

En su segunda elección presidencial, el MAS ganó el año 2005 con un 53.7 %, una votación histórica para sus candidatos Evo Morales y Álvaro García Linera. De ahí en adelante este partido con dicho binomio ganó en los comicios de 2009 y 2014.

También se le atribuyen las victorias del referendo revocatorio del año 2008 y del referendo constitucional del 2009.

Las derrotas de este frente se acentúan más en las regiones en diferentes etapas. Pero la derrota más representativa del MAS se da en el referendo constitucional del 2016, cuando la mayoría opta por no permitir un cambio en la Constitución que dé lugar a una nueva reelección.

El MAS lleva gobernando el país 12 años, pretendiendo ganar nuevamente el año 2019.

Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR)

El más tradicional de todos los participantes. Fue fundado el 7 de junio de 1942. por Víctor Paz Estenssoro, Hernán Siles Zuazo, Walter Guevara Arze, Carlos Montenegro, Augusto Céspedes, Fernando Iturralde Chinel, Armando Arce Arce, Javier del Granado, Rafael Otazo Vargas-Bozo, Jorge T. Lavadenz, Alfonso Montaño Lino, José Camacho Arancivia, José Cuadros Quiroga, Germán Monroy Block, Rodolfo Costas, Raúl Molina Gutiérrez, Rigoberto Armaza Lopera y Claudio del Castillo Vásquez.

El MNR y el MAS son los partidos políticos que más años gobernaron en el país. El MNR gobernó por más de 21 años de forma discontinua, en distintos periodos y con diferentes presidentes.

Los gobiernos del MNR estuvieron encabezados por Víctor Paz Estenssoro, Hernán Siles Suazo y Gonzalo Sánchez de Lozada.

Además, los presidentes Walter Guevara Arze (1912-1996+) y Lidia Gueiler Tejada (1921-2011+) empezaron sus carreras en esta tienda política, quienes luego se separaron por disidencias con las dirigencias del partido.

Víctor Paz encabezó su primer gobierno entre 1952 y 1956 tras la revolución que lideró este partido. El vicepresidente fue Hernán Siles Suazo.

Fue electo para gobernar entre 1960 y 1964, donde Juan Lechín Oquendo (1914-2001+) fue el vicepresidente. También asumió en agosto de 1964, pero fue víctima de un golpe liderado por su propio vicepresidente, René Barrientos Ortuño (1919-1969+) en noviembre de ese mismo año.

Después de los golpes militares y la superinflación de los 80, el MNR nuevamente ganó las elecciones con Víctor Paz en 1985, siendo presidente hasta 1989. Su vicepresidente fue Julio Garrett Ayllón (1923-2018+).

El segundo presidente del MNR fue Hernán Siles Suazo que gobernó entre 1956 y 1960. Fue nuevamente electo presidente en 1980, para gobernar entre 1982 y 1985, pero en ese entonces como líder de la Unidad Democrática y Popular (UDP).

Siles Suazo es uno de los fundadores del Movimiento Nacionalista Revolucionario de Izquierda (MNR-I), que se separó del MNR que lideraba Víctor Paz, por diferencias ideológicas entre ambos líderes.

Gonzalo Sánchez de Lozada, gobernó en dos oportunidades. La primera entre 1993 y 1997 tras ganar la elección presidencial, siendo en ese entonces su acompañante de fórmula el líder indígena, Víctor Hugo Cárdenas como vicepresidente.

Su segundo mandato con el MNR fue en el año 2002 tras ganar la elección, mismo que duró hasta el año 2003, siendo interrumpido abruptamente por una fuerte agitación social.Su acompañante en esa oportunidad fue el periodista Carlos Mesa Gisbert, quien lo reemplazó en el cargo tras su salida.

El último gobierno del MNR se dio precisamente con Sánchez de Lozada, pues su sucesor, Carlos Mesa no era militante activo, sino invitado de este partido. Tras la renuncia de Mesa, hubo la oportunidad en el año 2005 que nuevamente un emenerrista culmine esa gestión, pero el entonces presidente de la Cámara de Diputados, Mario Cossío Cortez, rechazó el cargo, cediendo el puesto a Eduardo Rodríguez Veltzé, quien era presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Esta fuerza política participa en justas electorales en el país desde el año 1944. La última vez que participó con una candidatura a la presidencia fue en el 2005 con el binomio de Michiaki Nagatani Morishita y  Guillermo Bedregal Gutiérrez, cuando obtuvo apenas el 6,46% de apoyo, quedando relegado en el cuarto puesto.

Conocido como el frente que propició la Revolución de 1952 que generó grandes cambios en la sociedad boliviana como el voto universal o la reforma agraria siendo hasta principios de los años 2000, la principal fuerza política del país.

Tuvo un duro revés en el último gobierno de Sánchez de Lozada con las denominadas guerras del gas y del agua o de Octubre Negro, que debilitaron la imagen de este partido político.

Para este 2019, pretende volver a ocupar los primeros casilleros en el orden político nacional.

Frente Revolucionario de Izquierda (FRI)

El Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) fue fundado en la ciudad de La Paz el 23 de abril del año 1978. Desde el principio su líder fue el tarijeño, Oscar Zamora Medinacelli (1934-2017+), más conocido como “Motete”.

Esta fuerza política contó con personajes que marcaron la historia del país como la única mujer que fue presidente del país, Lidia Gueiler Tejada, quien fue una de sus fundadoras. Gueiler fue la primera vicepresidente del FRI.

Al encabezar  en 1979 la Cámara de Diputados, Gueiler tras la salida forzada del militar Alberto Natusch Buschdel gobierno, fue elegida presidente. Gobernó desde 1979 hasta 1980 cuando fue derrocada por un golpe militar.

Cabe aclarar que si bien Gueiler era una de las fundadoras y dirigentes del FRI desde 1978, fue electa como diputada por La Paz con la sigla del MNR, frente con el que había surgido.

Otro personaje destacado del FRI fue Domitila Chungara(1917-2015+), que fue candidata a vicepresidente con este frente en las elecciones de 1978.

Su figura destaca en el plano nacional por su lucha contra la dictadura militar de Hugo Banzer Suarez (1926-2002+)y la recuperación de la democracia en el país.

El primer candidato a la presidencia del FRI fue el dirigente campesino cochabambino, Casiano AmurrioRocha, que obtuvo apenas el 1,2% de la votación a nivel nacional ocupando un sexto lugar. El frente ganador en esa oportunidad fue la Unión Nacionalista del Pueblo que obtuvo el 50.9%, con el candidato Juan Pereda Asbún, aunque dicha elección fue anulada por la Corte Electoral al detectar un fraude.

Del 78 para adelante, el FRI empezó a formar parte de diferentes alianzas y coaliciones. En 1979 estuvo junto al Movimiento Nacionalista Revolucionario-Alianza, apoyando la candidatura de Víctor Paz Estenssoro, teniendo a Lidia Gueiler como candidata a la vicepresidencia.

En esa elección no hubo ganadores, al no conseguir ningún frente la mayoría, por lo que el congreso designó en el cargo a Walter Guevara Arze, con el fin de que convoque a nuevas elecciones.

En las elecciones de 1980 y 1985, participó en alianza con el MNR, apoyando la candidatura de Víctor Paz Estenssoro; en la primera obtuvo un segundo lugar, en la siguiente ganó.

En la elección de 1989 apoyó al Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR), que consolidó a Jaime Paz Zamora como presidente del país.

Ya para la elección de 1993, el FRI formó parte del Acuerdo Patriótico (AP), una alianza en la que estaban inmersos partidos como Acción Democrática Nacionalista y el MIR, entre los principales.

Su principal líder político, Oscar Zamora fue candidato a la vicepresidencia por el AP, acompañando a Hugo BánzerSuárez. En esa elección el AP obtuvo el segundo lugar con el 20% de apoyo, por debajo del 33.8% que había conseguido el MNR con la candidatura de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Para la elección de 1997, el FRI acompañó en alianza con el MIR la candidatura de Jaime Paz Zamora, obteniendo el cuarto lugar con el 16,77%, por debajo del 22,26% que consiguió ADN con la candidatura de Hugo BánzerSuarez.

La última participación a nivel nacional del FRI en las presidenciales fue en alianza con Unidad Nacional (UN) de Samuel Doria Medina, en las elecciones de 2014. En esa oportunidad, esta alianza obtuvo el 24.23% de los votos, llegando al segundo lugar, muy por debajo del primero que fue el MAS de Evo Morales que tuvo un 61.36%.

Donde mejor le fue al FRI, fue en las elecciones municipales, especialmente en los departamentos de Cochabamba y Tarija.

Oscar Zamora Medinaceli fue alcalde de Tarija en los periodos 1987-1989, 1994-1996 y 1996-1997, ganando todas estas elecciones con el FRI.

La única elección que el FRI perdió con Oscar Zamora en Tarija fue la del año 1999, cuando Oscar Montes Barzón del MIR obtuvo el primer lugar, relegando a Motete al tercer puesto, detrás de Mario Cossío Cortez del MNR.

Zamora también fue prefecto de Tarija durante el Gobierno de Jaime Paz como parte del Acuerdo Patriótico entre el FRI y el MIR.

El FRI concentró todas sus fuerzas desde el 2014 a la fecha en las regiones con alianzas departamentales o municipales. Un ejemplo es el acuerdo que tiene con la agrupación Todos que lidera el gobernador de Tarija, Adrián Oliva Alcázar.

Tras la muerte de Motete, el tarijeño Edgar Guzmán Jauregui, asumió la presidencia de este frente.

DATOS CURIOSOS PARA DESTACAR

Te damos tres datos curiosos de los orígenes de estos partidos políticos tradicionales.

El rosado del  MNR

“El rojo asusta, mejor algo más suave como el rosado”, recuerdan algunos militantes de las palabras de Víctor Paz Estenssoro, por la decisión de escoger el color rosado como representativo de este partido, para mostrar a un frente social, nacionalista, pero no comunista.

El puño del FRI

El FRI en sus inicios tuvo un fuerte apoyo en el Partido Comunista, de ahí que su símbolo aparece un puño izquierdo levantado agarrando un kantuta, flor nacional del país. Con el pasar de los años el FRI pasó a ser un partido de izquierda a uno de centro izquierda.

El azul del MAS

El origen del color que identifica a esta fuerza política, debe a que su creación tiene que ver con una franja que se dividió de Falange Socialista Boliviana (FSB), partido político tradicional con vida activa desde 1937 hasta los 90. El color característico de FSB es el azul, mismo tono que utilizó el MAS.

 

 

 

 

El 75% de los tarijeños no percibiría el doble aguinaldo

El 75% de los tarijeños no percibiría el doble aguinaldo

La especulación es el método usado por diferentes comerciantes a fin de año para tener una ganancia doble que compense el no estar en ese pequeño grupo de beneficiarios

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-noviembre/2018)  “No alcanza”, es la frase más común en esta época previa a la Navidad cuando empieza por las calles el movimiento para las compras de regalos, aunque en las casas bolivianas, no todos los niños recibirán lo mismo.

El doble aguinaldo parecería ser la fórmula mágica que solucione estos problemas y dibuje una sonrisa en cada ciudadano boliviano, pues alguien de la familia recibirá en partida doble, lo que se traduce en cuantiosos recursos para sus integrantes.

Doble aguinaldo. Foto El Deber.

Sin embargo el doble aguinaldo llegaría a una mínima proporción de ciudadanos bolivianos, sin que Tarija sea la excepción.

La población económicamente activa  ocupada en Bolivia se encuentra por encima de 5,4 millones de personas, no todos tienen un trabajo formal.

De acuerdo con estimaciones recientes, la población ocupada en el mercado informal estaba en torno a 80 por ciento e incluso bordeando 10 puntos porcentuales por encima, según la Fundación Milenio.

Datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) también confirmaron esa apreciación, ya que en trabajo formal ocupa el puesto 10 de países de la región, pero en informal escala posiciones hasta llegar al tercer lugar.

Un estudio realizado en 2015 por la empresa Mercados y Muestras en todo el país, según el titular de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia CEPB, Ronald Nostas, da cuenta de que el doble aguinaldo llega solo al 20% de los ciudadanos de las áreas urbanas como rurales, porque el 77%  no lo recibirá, informó a El Deber.

Tarija está entre los departamentos con uno de los porcentajes más altos de personas que no reciban el beneficio social, ni siquiera un aguinaldo.

Según este estudio, el porcentaje de personas que no recibe este beneficio es mayor en Cochabamba con el 87%, Chuquisaca el 81%, La Paz el 79%, Beni el 78%, Tarija el 75% y Santa Cruz el 71%.

El estudio refiere que de los asalariados de menor ingreso solo recibirá  el 7%, mientras que del sector asalariado con mayor ingreso, cuyos sueldos están por encima de los Bs 5 mil recibirá el 65%.

“En resumen, lo reciben pocos y esos son los que menos necesitan”, puntualizó Nostas en una entrevista a El Deber.

Efecto multiplicador

De acuerdo con el Ministerio de Economía, la mayor demanda de bienes y servicios favorece al propio empleador, así como al resto de los sectores económicos.

Según la instancia gubernamental,  el ahorro y el cumplimiento de obligaciones crediticias derivarán en que el sistema financiero contará con más recursos para canalizarlos hacia nuevos préstamos a empresas para incrementar su producción.

El segundo aguinaldo beneficia a los asalariados en una primera etapa; luego empieza el efecto multiplicador: los no asalariados también tienen sus dividendos, los gremiales, las pequeñas y las grandes firmas venden más, existiendo una cadena de beneficios.

El mercado de la informalidad creció en Tarija.

Estudio

La Fundación Milenio encaró un informe que valida los cuestionamientos del sector privado. Según la organización, con datos de la encuesta de empleo del Instituto Nacional de Estadística (INE), durante el cuarto trimestre de 2017, poco más del 14,7% de la población económicamente activa recibió aguinaldo, siendo ese porcentaje el que tiene mayor chance de recibir el beneficio extra este 2018.

Dicha variación porcentual equivale a 798.000 empleados, de los que 358.000 son del sector público, casi 350.000 corresponden al sector privado empresarial correspondiente a la mediana como gran empresa y algo más de 71.000 pertenecen a pequeñas empresas o firmas familiares.

La población económicamente activa ocupada en Bolivia se encuentra por encima de los 5,4 millones de personas, de la que solo  1,5 millones mantienen una relación de dependencia laboral.

El reporte de la Fundación Milenio también refiere en que gran parte de los beneficiarios del aguinaldo son los trabajadores más cualificados, y en los sectores con mayor grado de formalidad.

Por ende,  el doble aguinaldo acaba siendo un importante incremento de los ingresos de los trabajadores que ya tienen más beneficios.

La medida y la política

Aseguró que el crecimiento económico del país será superior al 4.5% lo que garantiza el pago de este beneficio.

“Este año está garantizado, el segundo aguinaldo para los trabajadores, sea del sector público como del  privado (…). Sorprende al mundo el crecimiento económico de Bolivia”, dijo.

La oposición califica el anuncio del presidente Evo Morales Ayma, del pago del doble aguinaldo como “electoralista” en vista de que el próximo año se celebran en el país las elecciones generales.

Pero si se toma en cuenta el número de beneficiarios con esta medida social, pareciera que es todo lo contrario.

Si efectivamente el presidente tomó esta medida de una forma electoralista como refiere la oposición, la misma le jugará fuertemente en contra, pues la mayoría de la población no se beneficiaría con el doble aguinaldo, ni con sus efectos.

Para el Gobierno Nacional la medida es acertada, generando un mayor movimiento económico en el país.

Aunque esta medida, como pudo verse en otros años, generó el incremento de los precios de los productos de la canasta alimentaria, lo que produce que la mayoría de la población no sea en sí beneficiada, sino afectada.

A eso debe sumarse que sectores que no reciben el beneficio como el transporte o el comercio, deciden subir por esta temporada sus precios como una medida para pagarse su propio aguinaldo.

Quizá sí le juegue a favor del Gobierno el crecimiento económico que refiere como una muestra de estabilidad, pero según la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, dicho factor debe al comercio informal.

Tasa de crecimiento del PIB y los pobladores beneficiarios del doble aguinaldo según el Ministerio de Economía.

Cierre de empresas

El informe de la Fundación para el Desarrollo Empresarial (Fundempresa), el año 2010 fueron canceladas 597 matrículas de comercio; el año 2011  cancelaron 1.363, el año 2012  cancelaron 2.034, el año 2013  cancelaron 1.913 matrículas.

Un año después de la puesta en vigencia del decreto del doble aguinaldo que es el 2014, fueron cerradas  2.584 empresas.

En el año 2015, cuando el producto interno bruto o PIB crecía al 4,9%, eran  cerradas 5.347 empresas, más del doble que el año anterior.

En 2016 fueron registradas 7.181 matrículas canceladas, y el año 2017 unas  7.331 matrículas canceladas.

Hasta mayo de este 2018, fueron canceladas unas 3.749 matrículas.

Empresarios en contacto con Verdad con Tinta, indicaron que la cancelación de sus matrículas debe especialmente a la carga social que significa mantener la empresa a lo que se suma una fuerte carga impositiva.

El doble aguinaldo viene a ser para las pequeñas y medianas empresas, según los microempresarios como un golpe lapidario al sector, que prefiere cerrar formalmente.

El comercio informal se ha duplicado en Tarija. Foto: elPeriódico.

Contratos por consultorías

Una de las modalidades más utilizadas por diferentes empresas e instituciones en Tarija ante el complejo panorama laboral es la contratación por consultorías, desligándose así de las obligaciones sociales, donde aparece como la más pesada el doble aguinaldo.

Los trabajadores son contratados de uno a tres meses como consultores externos o asesores  en diferentes ramas. Al pasar el tiempo referido, son renovados los contratos.

En Tarija este tipo de contrataciones no solo se da con el sector privado, incluso en el público en instituciones como la Alcaldía,  la Gobernación o la Asamblea Departamental.

Juan del Granado: “El único gobierno que no fue autoritario, fue el de Hernán Siles Suazo”

Juan del Granado: “El único gobierno que no fue autoritario, fue el de Hernán Siles Suazo”

Tras 36 años de la recuperación de la democracia en Bolivia, Juan del Granado hace un recorrido por la política del país

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

(Verdadcontinta-octubre/2018) Aunque recuerda con claridad dos dictaduras que marcaron su vida, y la de todo el país, el abogado asegura que en Bolivia prácticamente todos los gobiernos fueron autoritarios en su momento, exceptuando el de Hernán Siles Suazo (1913-1996+) entre 1982 y 1985.

Recordó también los gobiernos transitorios de Carlos Mesa Gisbert del 2003 al 2005  y de Eduardo Rodríguez Veltzé entre el 2005 y 2006.“Tiene que ver con gobiernos que por circunstancias de cada país, no resuelven los problemas y se enfrentan a la protesta social excediéndose en el uso de la autoridad”, dice respecto al autoritarismo.

Juan del Granado Cosío en entrevista con Verdad con Tinta.

Esta forma de gobernar va más allá dela legalidad y, en defensa de la estabilidad del gobierno, vulnera los derechos humanos de los ciudadanos en determinados momentos.

El gobierno de Evo Morales Ayma, no fue la excepción a su parecer. Las represiones durante las protestas del “21F”  vividas especialmente en Santa Cruz, por ejemplo, son acciones que reflejan su autoritarismo fundado en su visión de copar todos los poderes del Estado, subordinando a los jueces, fiscales y al parlamento.

“Para ellos hay una sola verdad; la verdad estatal, y eso afecta gravemente a los medios de comunicación, a la libertad de expresión y a la democracia”, asegura.

Su  ejemplo más claro respecto al autoritarismo contante que aplica el Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), es lo sucedido en el país el año 2011. “Chaparina, la movilización en defensa del Tipnis (Territorio Indígena Isiboro Sécure), con una masacre  que no necesariamente significa que hayan habido muertos, sino que una masacre es la  acción violenta hacia la persona”, dice resaltando la acción violenta hacia los indígenas hace 7 años,  que dejó una herida “imborrable”.

Pero más allá de estos 12 años de “autoritarismo” en la administración de Evo Morales, Juan asegura que en algún momento todos los gobiernos de Bolivia estuvieron marcados por el uso excesivo de la autoridad.

“El cuarto gobierno de Paz Estensoro (1907-2001+) –entre 1985-1989- por ejemplo, fue  autoritario en la imposición del Decreto 21060,  que estabilizó la economía en  1985”, dice a modo de ejemplo.

Aquel decreto, según explica del Granado, produjo el cierre de empresas en la minería, haciendo que más de 20.000 mineros desempleados salieran a la calle a protestar, por lo que Paz Estenssoro, ordenó a los militares que rodearan  la marcha con tanques y aviones.

“Por suerte no hubo una masacre, pero pudo haber sido. Su gobierno fue autoritario en ese momento”, agrega al recordar aquel Gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

En el gobierno constitucional de Hugo Bánzer Suarez (1926-2002+) entre  1997 y 2001 con Acción Democrática Nacionalista (ADN),  también hubo muertes y acciones autoritarias con motivo de la lucha contra el narcotráfico, entendida “erróneamente”, según Juan del Granado, como la erradicación de la hoja de coca.

Juan del Granado Cosío.

Por último, del Granado menciona el Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (1993-1997) con el MNR, en la denominada “Masacre de Navidad”, en las minas de Amayapampa y Capacirca, con unos 11 muertos.

Para él, el autoritarismo  es la respuesta a la protesta ciudadana fruto de las propuestas estatales insuficientes que han hecho al país los diferentes gobiernos, a problemas que tienen larga data, como la salud y el trabajo.

“El autoritarismo es no poder manejar el conflicto social dentro del marco de la ley y utilizar la autoridad violando los derechos humanos”, asegura.

Los jóvenes

Si hay algo positivo dentro del autoritarismo sucesivo y especialmente el que vivimos en estos tiempos, es que hay una juventud que está empezando a participar de manera activa, y que antes estaba “dormida”.

“Estas plataformas ciudadanas, que también deben existir en Tarija, son una señal importante de una emergencia política altamente saludable, preocupada por su país y su democracia, sin tener la experiencia directa que tuvimos nosotros con la dictadura”, dice mientras da un sorbo a su café.

Y aunque en sus hijos de cuarenta y treinta años siempre vio interés en la vid política del país debido a la proximidad que tuvieron con él, ahora ve un cambio y mayor sensibilidad en los jóvenes, quienes ahora van liderando desde las plataformas.

Su ingreso a la militancia

Con 65 años, Juan fue testigo de dos dictaduras en el país, la de Hugo Bánzer Suárez entre 1971 al 1978 y la de Luis García Meza Tejada (1929-2018+) en 1980 hasta 1981.

“Yo tenía 18 años”, continúa,  “estaba en el primer año de la Facultad de Derecho cuando un día sábado varios aviones de la Fuerza Aérea comenzaron a ametrallar mi universidad”, recuerda del Granado, expresando de forma gráfica el momento en el que decidió ser activo en la política del país.

El último reducto de resistencia al golpe de Estado que se había producido, estaba en la universidad San Andrés de La Paz, donde del Granado estudiaba. La acción; la forma despiadada en la que habían disparado a la casa de estudios dispuestos a matar a quien estuviera adentro, lo sorprendió tanto, que para él no había vuelta atrás. Se uniría a la lucha clandestina.

La ciudad de La Paz fue militarizada en la época de la dictadura.

“Me parecía grosero, incomprensible y repudiable, que aviones de mi Fuerza Aérea ametrallen mi universidad”.

Sin embargo, tomar la decisión de ser parte activa en la política del país, implicaba ser preso, perseguido, torturado o desaparecido. Pero del Granado estaba dispuesto a pagar el precio con tal de perseguir sus ideales.

Y así fue, del Granado estuvo preso en diferentes ocasiones y fue torturado de formas que guarda como recuerdos amargos en su memoria. Con solo recordar, la expresión de su rostro cambia totalmente, siendo el silencio la respuesta más clara de su dolor.

Pero sus ideales serían más fuertes que todo, inclusive más fuertes que el exilio.

 

Un experimento social marcado por la indiferencia

Un experimento social marcado por la indiferencia

Invisibles, así los hacían sentir los conductores y funcionarios públicos a los voluntarios que se subieron a las sillas de ruedas.

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-octubre/2018) Los equipos de Verdad con Tinta y Tarija en Cien salieron el pasado viernes 12 de octubre a la calle con el fin de reflejar la realidad que enfrentan las personas con discapacidad en la ciudad.

Semanas antes, un miembro de Verdad con Tinta sufrió un accidente que le obligó a pasar un par de días en muletas. “Me sentía atrapado en mi propia casa”, aseguró Jesús,  sobre aquellos días, pues le resultaba muy difícil salir a la calle solo, por lo que optó por quedarse en casa hasta recuperarse.

Una serie de obstáculos deben pasar las personas en sillas de ruedas.

Basados en aquel antecedente, decidimos tomar una silla de ruedas con el firme de propósito de transitar por el Casco Viejo de Tarija como lo haría una persona con discapacidad, e invitamos a ciudadanos comunes y corrientes a formar parte de la experiencia por unos minutos.

El experimento social no se limitó a capturar en imagen las impresiones de quienes se animaron a sentarse sobre esas cuatro ruedas para recorrer la ciudad mirándola desde abajo. También hicimos un trabajo de observación, captando la reacción de los transeúntes y conductores, ante la presencia de quienes se encontraban apostados en la silla de ruedas desplazándose por la ciudad.

El experimento empezó en la plazuela Sucre, donde pudimos observar la falta de rampas en las esquinas, algo que se repite en el resto de la ciudad; más aún conforme nos alejamos de la centro.

Por otra parte, en muchas esquinas en las que sí había rampas, había vehículos estacionados, con lo que estas resultaban inútiles y nuestros ciudadanos en silla de ruedas, quedaban expuestos al tráfico mientras intentaban maniobrar para cruzar la calle.

Las rampas tampoco estaban en buen estado. Muchas estaban en desnivel con el asfalto, creando una pequeña grada que impedía que pudieran subir a la vereda.

Vehículos estacionados en los pasos peatonales bloqueando las rampas.

Luego de unos minutos en la plazuela, decidimos continuar nuestro recorrido hacia la plaza principal para visitar las principales instituciones públicas de la ciudad, pero antes, hicimos una pequeña parada técnica en uno de los cajeros de la plazuela, desafiando a uno de nuestros voluntarios  a entrar a sacar dinero con la silla de ruedas.

“Catastrófico”, coincidieron todos los que se encontraban en el lugar. Ningún cajero ofrecía las comodidades para que una persona con discapacidad pudiera acceder, pues las prominentes gradas y los minúsculos espacios interiores, impedían el ingreso, aún con ayuda de alguien.

Posteriormente, hicimos un recorrido por los principales cajeros del centro de la ciudad y nos percatamos de que solo dos entidades financieras son “amigables” con las personas con discapacidad en sus edificios principales. El resto de los cajeros de la ciudad no son “inclusivos”, si vale el término.

Y hablando de inclusión, al llegar a la plaza nos llevamos una gran sorpresa al darnos cuenta de que ninguna de las instituciones públicas que allí se encuentran, y que promueven la inclusión, igualad y la lucha contra la discriminación, son inaccesibles a las personas con discapacidad. Nos cuestionamos si eso no es desigualdad, o si no lo consideran discriminación.

Invitamos a diferentes personas a que intenten subirse a una silla de ruedas y transitar en ella por las calles de la ciudad.

Pero antes de abordar este caso, no quisiéramos dejar de mencionar que en las dos cuadras que recorrimos de la plazuela a la plaza, tuvimos que ir zigzagueando entre vendedores callejeros, carteles y peatones indiferentes.

Nuestra primera parada fue en el edificio del Consejo Municipal donde nos topamos con el primer par de gradas, de las muchas que hallaríamos después en las instituciones públicas.

La mujer en silla de ruedas se paró frente a la oficial de policía que estaba en la puerta y le preguntó cómo hacía para entrar al edificio.

No hay ejemplo: Los vehículos del servicio público sobre las líneas peatonales.

La funcionaria gentilmente consiguió una rampa móvil, pero esta era tan inclinada, que la mujer necesitó ayuda de una tercera persona para subirla, pues caso contrario,  podía caer de nuca.

Cuando salimos del edificio, la rampa fue removida y llevada nuevamente al depósito, cuando en realidad,  debería estar a disposición de los ciudadanos todo el tiempo.

Posteriormente,  llegamos  a la puerta de la Gobernación, donde solo encontramos un sinfín de gradas que contemplaban con indiferencia a quienes estaban en la puerta. Nadie ofreció ayuda a nuestro voluntario y tampoco habían rampas a la vista.

Una vagoneta de la Alcaldía de Padcaya obstaculiza el paso peatonal.

El panorama es similar en otras instituciones como la Asamblea Legislativa Departamental o la Subgobernación. Edificios llenos de gradas que no promueven la inclusión social.Más allá de las barreras infraestructurales, llamó particularmente la atención la falta de solidaridad de los ciudadanos.

Los vehículos intentaban ganar la carrera al amarillo del semáforo para cruzar antes de que se pusiera en rojo, aún si esto significaba quedar bloqueando el paso de cebra. No les importaba ver a una persona en silla de ruedes intentando bajar por la rampa para llegar al otro lado de la calzada. Eran invisibles.

En la mayoría de las esquinas es casi imposible cruzar en silla de ruedas sin la ayuda de otra persona.

Pero peor aún, quienes cruzaban la calle a pie, no se dignaban en ofrecer su ayuda a nuestros voluntarios. Y aunque la indiferencia duele, el morbo duele más. Los transeúntes y conductores miraban obscenamente a cada uno de nuestros voluntarios en la silla de ruedas; como si fueran leprosos o extraterrestres.

A continuación te mostramos con lo que nos encontramos en este video:

https://www.youtube.com/watch?v=yDuiGRkG72g

 

Tarija una ciudad nada amable para las personas con discapacidad

Tarija una ciudad nada amable para las personas con discapacidad

Un vehículo del transporte interprovincial  estaciona en la esquina de las calles Virginio Lema y Suipacha, bloqueando la rampa para sillas de ruedas. El motivo del chofer para tomar esta determinación de quitar este espacio…un helado.  

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

“Empuja con fuerza antes de que cambie el semáforo de color”, dice la cabeza mandando la alerta necesaria al cerebro.

El espacio es reducido y las maniobras múltiples. Es la intersección de las calles Sucre y 15 de Abril en plena plaza principal del Casco Viejo de la ciudad de Tarija, en la denominada zona turística, pero el paso para alguien en silla de ruedas es casi inaccesible.

Pudo comprobarse que es difícil transitar sin ayuda en una silla de ruedas por el centro de la ciudad.

Para cruzar esta calle en sillas de ruedas, hay que tener buenos brazos, pues  es difícil conseguir ayuda… la mayoría de los peatones pasan ignorando el esfuerzo que uno hace, incluso los jóvenes que limpian los vidrios que miran atentos sin dar una pisca de ayuda a quien trata de subir la vereda en su silla de ruedas. Lo irónico, es que ellos después piden que la sociedad no los ignore.

Esta es la experiencia que deja el experimento social realizada por la productora Tarija en Cien junto a Verdad con Tinta.

Personas de diferentes edades fueron invitadas a subirse a una silla de ruedas y tratar de transitar por el centro de la ciudad con el fin de que puedan sentir en carne propia parte de las dificultades que tienen aquellas que utilizan este tipo de vehículo para transportarse.

La mayoría de los peatones que fueron invitados a realizar este reto, lo aceptaron y vivieron en primera persona la experiencia de quienes forman parte de este sector. Otros, como el asesor general de la Gobernación, José Luis Gandarillas Tejada,  tenían obligaciones más importantes, como la mayoría de las autoridades,  “tengo una reunión”, fue la respuesta que dio amablemente.

Quien sí se animó a realizar este tipo de experimentos sociales y salió a las calles con una venda en los ojos es la directora del Centro de Atención Integral para la Persona con Discapacidad (CAID), María Eugenia Viera Pereyra, quien refiere que el principal problema está inmerso en la sociedad.

“Se necesita el cambio de actitud, de sociedad en su conjunto, porque somos nosotros, los que ponemos las barreras que no les permiten desarrollarse integralmente como personas en su desplazamiento, en la educación e inclusive en la salud”, explicó la joven médica.

La funcionaria refirió que no es solo el problema con las personas que usan silla de ruedas o muletas.

Recordó que las personas sordas no pueden acceder a una carrera universitaria por la barrera de comunicación.

La persona con problemas físicos tienen las barreras para su fácil desplazamiento, como ya referimos.

Mientras que las personas ciegas,  además de la barrera en el desplazamiento, sufren de la falta de conocimiento que tiene la ciudadanía sobre cómo guiarlas al momento de cruzar las calles, dar las direcciones, dar la descripción de elementos que pudieran causarles daño.

“Pienso que el tema de la discapacidad, es más la ignorancia de nosotros”, recalcó.

Si en el centro de la ciudad es dificultoso transitar en silla de ruedas, pese a que existen escasas rampas, la mayoría en plazas y parques, no así en todas las esquinas, la situación se agrava cuando se sale a otros barrios, en los que ni siquiera existen veredas para caminar.

Por este motivo, saliendo del centro de la ciudad las personas con sillas de ruedas o muletas deben batírselas contra el tráfico vehicular o los puestos ambulantes del comercio informal.

Visitas

Además del citado experimento social, visitamos los edificios donde funcionan las principales instituciones públicas de Tarija, siendo el común denominador, la falta de accesos para las personas con discapacidad. Te mostramos los resultados:

Gobernación: Unas empinadas gradas con una alfombra roja dan la bienvenida. Si una persona en silla de ruedas o muletas quiere tener una cita con el gobernador, la tarea es casi imposible para llegar a su despacho.

Sin accesos al edificio central de la Gobernación para las personas con discapacidad. Foto: Eduardo Pacheco.

Los guardias en la puerta, ni siquiera preguntan o hacen el intento de dar una mano a la persona que se acerca en silla de ruedas.

De las diferentes secretarías y direcciones con las que cuenta la Gobernación, casi el 90% no tienen rampas ni ascensores para facilitar el traslado de una persona con algún tipo de discapacidad, exceptuando las oficinas del CAID sobre la calle Alejandro del Carpio en la zona central.

Asamblea Departamental: En su ingreso principal por la calle Sucre, una antigua, alta y gruesa grada da la bienvenida, imposible para cualquier silla de ruedas.  Ingresar solo en muletas a este sitio, sería como hacer la práctica de salto en garrocha.

En el ingreso que tiene por la calle La Madrid, la situación es más complicada, pues además de la primera grada del mismo tenor que la anterior, se levanta una empinada gradería zigzagueante, imposible para cualquier persona que se traslada en silla de ruedas.

Ingreso principal al edificio de la Asamblea Departamental sin ninguna rampa para las personas con discapacidad. Foto: Alberto Acero.

Por este ingreso se va a las bancadas como a las oficinas administrativas de esta institución.

Como en la Gobernación, en cada ingreso  hay  guardias en la puerta, ninguno de ellos pregunta si necesitan ayuda.

Alcaldía: El edificio antiguo de la Alcaldía que se encuentra en la plaza principal, donde todavía son realizados eventos culturales o presentaciones, en su ingreso principal por la calle 15 de Abril, recibe con unas antiguas gradas, similares a las que ostentan los edificios de la Gobernación o la Asamblea.

En estas instalaciones también funcionan las oficinas de la Secretaría de Turismo y Cultura.

Ingreso principal al antiguo edificio de la Alcaldía, donde son realizados eventos y presentaciones o exposiciones. Sin ninguna rampa.

En el nuevo edificio de la Alcaldía ubicado en el barrio Salamanca, sí existen rampas para sillas de ruedas, las veredas son más bajas, pero al interior del edificio, si se quiere llegar al despacho del alcalde u otras oficinas, no existe ascensor, por lo que nuevamente nos encontramos con el problema de siempre…las gradas.

Otras dependencias municipales que se encuentran al interior de los mercados, sí tienen ascensores, pero los accesos no dejan de ser complejos con empinadas rampas o solo gradas para llegar a los mismos.

Concejo Municipal: Esta instancia opera en el edificio del Cabildo que tampoco cuenta con rampas adheridas a su estructura, pero sí tiene unas  móviles.

El ingreso principal es por la calle 15 de Abril, ahí puede encontrarse a guardias municipales en la puerta, quienes ante el pedido, recogen la rampa móvil que se encuentra guardada en uno de los depósitos, aunque lo ideal, sería que esté siempre ahí, mejor si fuera parte de la estructura, cosa que no sobresalga por encima de la vereda.

Esta rampa es bastante empinada, por lo que es necesaria la ayuda de una tercera persona. Al interior del edificio, uno debe subir gradas, volviendo al antiguo problema. En este sitio tampoco funcionan ascensores.

Brigada Parlamentaria: Las oficinas de esta institución donde se reúnen los representantes departamentales de la Asamblea Plurinacional, se encuentran en un edificio alquilado. Esta es una de las instancias que no cuentan con una estructura propia.

El edificio está ubicado en el centro de la ciudad sobre la calle Alejandro del Carpio. Como ocurre en las demás instituciones, unas empinadas gradas reciben al visitante, tampoco hay ascensores. Las oficinas de los parlamentarios están desde el segundo piso, una proeza llegar para una persona con algún tipo de discapacidad.

Subgobernación de Cercado: Como ocurre con la Brigada Parlamentaria, esta institución tampoco cuenta con una estructura propia, funcionando sus oficinas en un edificio alquilado.

Las oficinas de esta entidad se encuentran en el centro de la ciudad sobre la calle 15 de Abril, tampoco existe rampa alguna y el recibimiento es con empinadas gradas que llevan a uno a las diferentes oficinas. El despacho del subgobernador se encuentra en el tercer piso.

Entidades financieras: No todas las instituciones bancarias cuentan con rampas, en el centro de la ciudad la mayoría tienen, pero estas son sobrepuestas, no son parte de la estructura, la mayoría muy empinadas, por lo que es necesaria la ayuda de terceros.

En las sucursales es más difícil encontrar rampas e incluso en determinadas entidades hay alguna moto estacionada bloqueando el paso de las mismas.

Bibliotecas, museos, teatros: Los espacios culturales pareciera que están estructurados para determinados sectores sociales, pues inclusivos no lo son, por lo menos en la ciudad de Tarija, donde gigantescas gradas anteceden a las entradas.

Ingreso a la Biblioteca Municipal, sin opción alguna para entrar en silla de ruedas. Foto Alberto Acero.

 

 

 

Javier Cortez llega a MTV

Javier Cortez llega a MTV

“Que seas tú”, es el primer tema promocional del cantante tarijeño Javier Cortéz, con la firma  Sony Music, cuya canción, ya puede encontrarse en cadenas internacionales como MTV.

Jesus Vargas Villena

Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta-octubre/2018) “Estoy viviendo un sueño que recién empieza”, confiesa Javier en entrevista con el programa En Tu Cara de radio Luis de Fuentes.

Al ser el ganador absoluto de la primera temporada del programa televisivo Factor X que se transmite por la Red Uno, Javier Cortez Ribera, cumplió el sueño de grabar internacionalmente en Buenos Aires, Argentina  en los estudios de la firma Sony Music Entertainment, nada más donde otrora pasasen artistas como Gustavo Cerati (1954-2014+).

“Es impresionante”, dice el joven artista, todavía incrédulo de todo lo que está viviendo, tras su primera experiencia musical en “la ciudad de la furia”.

Ya en Tarija, Javier empieza a palpar un poco de todo lo que está ocurriendo y ver la forma de que el techo no sea ese, sino que marque un inicio.

Precisamente, minutos antes de subir las gradas para ingresar al estudio de radio Luis de Fuentes, un seguidor del cantante le pasó la información de que había visto su video en la cadena MTV.

“No estoy bien informado cómo se dio, pero acabo de buscar y efectivamente está ahí, es un sueño”, logró decir sin poder guardar la emoción de recibir en ese instante la gran noticia de que estaba ahí…donde él había sido un espectador, pasando a ser ahora uno de los artistas que llegaron a ese lugar privilegiado.

La canción Que seas tú, grabada en Buenos Aires, fue compuesta por el argentino Fer López Rossi, quien la hizo tras realizar un seguimiento a las diferentes presentaciones de Javier en Factor X.

“La hizo muy a mi estilo, lo que me puso muy contento”, dijo sobre esta experiencia de ser parte de esta compañía musical.

La canción muestra la esencia de Javier, en la que resalta su voz con una letra romántica.

¿Qué hiciste con el dinero? Es la pregunta que hace la conductora Ana Cordara a Javier sobre el premio económico por ganar Factor X, que es de Bs 100000, a lo que respondió, que esos recursos son administrados por su padre, especialmente para invertir en su surgente carrera musical.

“Se debe invertir en instrumentos, en la ropa a usar en las diferentes presentaciones, en mi salud; mi padre va manejando de forma que no derroche ese dinero y sea bien utilizado para esta carrera que empieza”, dice.

Este joven tarijeño de 23 años está viviendo su sueño, aquel que parecía tan lejano cuando agarraba su guitarra en pequeñas presentaciones, que ante el esfuerzo, está ahí; aunque sabe que nunca debe dejar de pisar tierra… “para eso están mis padres”, dice para cerrar la entrevista.