Conéctate

Reportajes

Tarija: Personal de salud en frontera sin insumos de bioseguridad

Los encargados del control fronterizo no cuentan ni con una botella de alcohol en gel o barbijos N 95 en caso de registrarse algún caso positivo. En la ciudad de Tarija, hay mayor control, pero también se encuentran deficiencias

“Su DNI por favor”, dice un joven militar temeroso a un ciudadano argentino que intenta ingresar a territorio boliviano, quien de forma inmediata le presenta el documento de identidad.

El conscripto le da el visto bueno al extranjero para que siga su camino. No hay ningún otro cuestionario ni médico que apoye en este puesto de control en la frontera, ubicado en el Puente Internacional en Bermejo.

“No estamos equipados ni preparados, nos encontramos bastante desprotegidos por las autoridades regionales, departamentales y nacionales”, denunció el presidente del Comité de Paro de Bermejo, Víctor Sánchez, en contacto con la periodista Maura Quispe.

El problema se agudiza aún más en Bermejo por la falta de servicios básicos con cortes continuos de agua potable como de energía eléctrica, lo que deja más vulnerable a esta población, no solo por el coronavirus, también por el dengue.

“No puedo mandar personal de salud sin las medidas que corresponden, sino tenemos los implementos de seguridad, también podemos ser transmisores del virus de darse un caso positivo”, respondió la coordinadora de salud de Bermejo, Ángela Inda, sobre el reclamo de personal policial como militar por la ausencia de médicos en los controles de frontera.  

“No tenemos ni una medida de bioseguridad, solo barbijos y guantes”, agregó al indicar que ni siquiera cuentan con alcohol en gel o jabón líquido.

Sobre los barbijos, dijo que tienen los comunes que son de tela,  no los recomendados para atender casos sospechosos como son los “N95”.  

La designación “N95” indica que el respirador filtra al menos el 95% de las partículas que se encuentran en el aire.

Puesto militar situado en la frontera con Argentina.

La trabajadora de salud dijo que tampoco cuentan en la región con termómetros infrarrojos que sirven para medir la temperatura de forma inmediata.

Actualmente, el personal de salud en la frontera tiene los termómetros comunes de mercurio,  con los que debe tomarse más tiempo en la medición de temperatura, entre dos a tres minutos.

“Imagínese que en la frontera trabaje con los termómetros de mercurio, se generarían largas filas por el tiempo que me tomaría con cada persona que quiera ingresar”, acota en su explicación, al referir que tampoco es recomendable, pues la OMS advierte de evitar las aglomeraciones.

Ángela Inda encaró al alcalde de Bermejo, Delfor Burgos Aguirre, exigiéndole la dotación de insumos para el personal médico que además no cuenta con contratos estables de trabajo, lo que pone aún más en vilo la situación.

La Red de Salud de Bermejo también hizo un requerimiento al Sedes, dependiente de la Gobernación, para la dotación de insumos.

“Requerimiento de medicamentos e insumos, pedido de emergencia”, es el rótulo con el que firma la Red de Salud el pedido que hace tanto a la Alcaldía de Bermejo como al Sedes.

Pese a la convocatoria, el Servicio Departamental de Salud (Sedes), no envió un representante a la reunión convocada en Bermejo, pero el gobernador Adrián Oliva Alcázar, se presentó hoy en este municipio anunciando acciones.

Tras la reunión del gobernador, organizaciones cívicas de Bermejo levantaron este martes un manifiesto público, exigiendo la dotación inmediata de insumos para el control en esa región sur del departamento.

Tanto médicos como enfermeras, estarían cumpliendo con controles en la frontera en horario continuo como estableció el Gobierno Nacional, no así las 24 horas como solicitan militares y policías.  “Es imposible cumplir las 24 horas”, respondió la representante.

El problema radica en que más del 60% del personal de salud en este municipio fronterizo no tiene contrato formal de trabajo, son trabajadores en línea o consultores de la Alcaldía a los que todavía no se les renovó el documento contractual.

“Si es que no se extienden los contratos, no tengo personal para atender a ningún enfermo en los centros de salud”, advirtió al alcalde la trabajadora.

El alcalde bermejeño le respondió que ese problema se solucionaría esta semana.

El paso de las chalanas se encuentra cerrado en la frontera.

La frontera desde este miércoles estará cerrada, pero el control todavía tiene deficiencias.

Inda asegura que el personal de salud está dispuesto a trabajar en los controles de frontera, pero que requieren la dotación “inmediata” de insumos.

“Supongo que tenemos cubierto todo”, dijo el alcalde Delfor Burgos, sobre los requerimientos en salud para los controles en frontera, su respuesta la daba al leer el decreto departamental, donde indica de la dotación de los materiales para los municipios.

El decreto departamental 019/2020 establece la entrega de Bs 500 mil al Sedes para la atención en los 11 municipios por la emergencia del coronavirus COVID-19.

“En ningún lado del decreto dice que el municipio no puede adquirir”, le retrucó Ángela Inda al alcalde Burgos, sobre la pasividad del Gobierno Municipal para actuar de forma inmediata, con el argumento de la espera de los insumos del Sedes.

Para los policías, la situación es similar. “Deberíamos estar cumpliendo el protocolo requerido por los centros de salud”, admitió el suboficial de la Policía, Juan Ríos, que está en uno de los puestos fronterizos.

El reclamo de los policías es que solo cuentan con el apoyo de personal de salud hasta el mediodía y posteriormente, se quedan solos sin los insumos necesarios para hacer el control. 

“En caso de algún desborde o de caos, ahí estará nuestro personal para controlar desmanes, pero es necesario que esté en el lugar personal de salud”, declaró el comandante del área naval Xavier Valdivieso, respecto a las fronteras.

Los militares colocaron carpas en la frontera, pero aclararon que no cuentan con los implementos para hacer los controles de bioseguridad, aclarando que su presencia es con el fin de apoyar al traslado de personas si es necesario, o evitar situaciones de crisis.

En Yacuiba, también hubo reclamos y hasta movilizaciones por la falta de control en la frontera, incluso el gobernador Oliva se trasladó el pasado lunes a ese municipio para reunirse con jefes militares y policiales con el fin de tomar medidas de acción.

“Junto a las autoridades del Chaco acordamos medidas de prevención”, asegura en un comunicado en sus redes sociales el gobernador Oliva.

Sin embargo, la situación no cambió mucho, el personal de Migraciones y policial, sigue sin los implementos necesarios, además del escaso personal de salud.

En la frontera de Villa Montes con el Paraguay, la situación es más crítica, donde se tiene un solo policía en el puesto de control. 

Otras trancas

En los pasos a la ciudad de Tarija tanto en El Portillo, La Pintada o Pajchani por la zona norte, hubo reclamos del personal policial por la falta de insumos necesarios para hacer los controles de bioseguridad.

Incluso, hay policías que revelaron que tuvieron que comprar con dinero de su bolsillo alcohol en gel y barbijos.

Control en la tranca de Pajchani. Foto: Gobernación.

En respuesta, el director del Sedes, Paul Castellanos, informó hoy en una conferencia de prensa en el Salón Rojo de la Gobernación que están implementando el material necesario a todo el personal que trabaja en estos puestos de control.

La Gobernación también dotó hoy de hospitales móviles para los puestos de control de La Pintada y Pajchani, donde ya envió personal de salud, debidamente equipado.

Pasos clandestinos

Tanto policías como militares, admiten la existencia de pasos clandestinos en las fronteras tarijeñas por donde el control es más complejo.

“En los pasos que ustedes llaman ilegales, no tenemos el personal suficiente, pero se están haciendo patrullajes permanentes”, dice el comandante del Área Naval en Bermejo, Xavier Valdivieso.

Uno de los puntos que sí fue cerrado es de Las Chalanas en Bermejo, donde existe un control militar permanente.

Patrullajes fronterizos por los pasos clandestinos.

Transporte

“Las rapiditas”, es el sobrenombre que se ganaron los vehículos de transporte interprovincial por la velocidad que utilizan en las rutas departamentales. El decreto departamental 019/2020 prohíbe el transporte público terrestre en las carreteras.

Las empresas del servicio de transporte interprovincial siguen trabajando regularmente, programando sus salidas por la madrugada desde la ciudad de Tarija a Bermejo, Camargo, Villa Montes, Villazón y Yacuiba entre otros destinos, según pudo comprobar Verdad con Tinta.

El argumento de las representantes de estas empresas, es que la prohibición está fijada para el transporte interdepartamental, “no el provincial”.

Sin embargo, en cada uno de estos vehículos, los pasajeros van pegados entre 6 a 7 pasajeros, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que la distancia entre las personas en sitios públicos sea a “más de un metro o tres pies”.

También existen denuncias de flotas que estarían haciendo sus salidas por la madrugada. “No falta la gente inescrupulosa que quiere viajar”, reconoció un policía de Tránsito.

Esta situación la reconocieron también policías de la frontera en Bermejo al indicar que sí existen vehículos del servicio de transporte público que llegaron desde Tarija.

“Si alguien no cumple el decreto, solo pone en riesgo a la población”, declaró el director del Gabinete Interinstitucional, Paul Castellanos Zamora, al ser consultado sobre esta situación irregular, agregando que debe ser la Policía la institución que haga dicho control.

El problema es que no existe un control de la salida ni de la llegada de vehículos del transporte público en la madrugada, según pudo verificar Verdad con Tinta, a eso se suma la desinformación de los mismos policías sobre qué tipo de vigilancia deben hacer, tomando en cuenta decretos, resoluciones y disposiciones.

Con la nueva instructiva del Gobierno Nacional de prohibición de la circulación del transporte público interdepartamental e interprovincial, habría un endurecimiento en las medidas de control.

Comida rápida

Los dueños de los carritos de comida rápida ubicados en la ciudad de Tarija al vivir del día, no pueden mantenerse en cuarentena, aseguraron, pero pudo detectarse un problema.

Casi el 90% de los vendedores de comida rápida no tiene jabón líquido o alcohol en gel para hacer su trabajo, que precisamente depende de la manipulación de alimentos con las manos, siendo una de las vías transmisoras del virus.

Estos trabajadores tampoco cuentan con guantes, aunque, según los médicos, en este caso, no son tan necesarios, pues también pueden contaminarse mediante la manipulación de alimentos o de dinero.

Venta de comida rápida en la ciudad de Tarija sin cumplir con los protocolos de seguridad establecidos.

Biométrico

El Gobierno Nacional prohibió provisionalmente el uso de los controles biométricos que están ubicados en diferentes instituciones, tanto públicas como privadas, por ser un punto de fácil contagio.

En la ciudad de Tarija, también pudo constatarse que no está siendo cumplida esta directriz, incluso por instancias dependientes del mismo Gobierno Nacional.

Por ejemplo,  el Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem), sigue utilizando en sus puntos de distribución el registro biométrico para la entrega del subsidio a las madres.

“Cientos de mujeres al día ponen su dedo en el registro”, revela la periodista Ana Cordara, que es una de las madres que recibe subsidio.

Largas filas de adultos mayores

En el punto de entrega de la canasta alimentaria para los adultos mayores de la ciudad de Tarija en el barrio Fátima, se registraron largas filas hasta el lunes 16, situación que generó críticas y serias observaciones, tomando en cuenta que los beneficiarios son parte del sector más vulnerable a este virus.

La Subgobernación de Cercado determinó suspender esta entrega y cambiar el sistema.

El subgobernador, Jhonny Torres Terzo, anunció que verían la posibilidad de dar las canastas por domicilio, aunque el número de personas que no recibieron este beneficio hasta ahora sobrepasa los 5 mil.

“Veremos cómo llegaremos a los domicilios de cada adulto mayor beneficiario, si se  hará por barrios, por distritos o de qué manera”, declaró el subgobernador en una conferencia de prensa en su despacho.

Gobierno y nuevas medidas

La presidente Jeanine Áñez Chávez,  anunció al mediodía del martes el tercer paquete de medidas para frenar el avance de esta enfermedad al confirmarse en el país el décimo segundo caso.

Las medidas van desde el cierre de las fronteras que se comparten con Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Perú, desde el 20 hasta el 31 de marzo, hasta la restricción del transporte público como privado, además de la instrucción de reducir la jornada laboral a cinco horas, desde las 8:00 hasta las 13:00.

Los vuelos internacionales comerciales serán suspendidos desde las cero horas del sábado 21 de marzo.

El decreto supremo 4196 declara emergencia sanitaria nacional y cuarentena en todo el territorio boliviano por el COVID-19.

Sedes

El Sedes en su informe oficial de la jornada, anunció la habilitación de dos centros de salud en la ciudad de Tarija para la atención de emergencia a pacientes que presenten fiebre, sospechosos de padecer el COVID-19.

Los centros de salud habilitados para la detección temprana son en los barrios Abaroa y Palmarcito. Además, anunció que 34 médicos vecinales trabajarán en los centros de salud para la detección de posibles casos.

La Gobernación con la entrega de nuevos ítems comprometidos por el Ministerio de Salud pretende habilitar otros dos centros más para la atención de emergencias que funcionen las 24 horas.

También fue habilitada una sala de terapia intensiva en el hospital San Juan de Dios para pacientes positivos con coronavirus que tengan complicaciones.

“De registrarse un caso sospechoso en estos centros de detección temprana, lo que se hace es enviarlos posteriormente a sus domicilios para que estén en aislamiento con el seguimiento realizado por el personal especializado”, explicó el director del Sedes en conferencia de prensa.

Este protocolo es realizado en la mayoría de los países para evitar el colapso de los centros médicos, pero especialmente el contagio. “Estando aislados en sus casas no habrá mayores posibilidades de contagio, ahí se les hará el seguimiento que dice el protocolo”.

En caso de agravarse el cuadro médico, el paciente sería trasladado a la sala habilitada de terapia intensiva del hospital San Juan de Dios que se encuentra aislada de los otros servicios, misma que está siendo dotada con 13 equipos que serán entregados este miércoles, según refirieron.

Por medio del decreto departamental fue creado el Gabinete Interinstitucional de Atención de Emergencias por el Coronavirus-COVID-19, mismo que es encabezado por el director del Sedes, Paul Castellanos.

Entre los puntos más resaltantes del decreto departamental, está la prohibición de reuniones entre más de 50 personas, en contradicción al mandato nacional que habla de 100.

Otro de los puntos habla de la prohibición del funcionamiento de discotecas, karaokes, pubs, salas de juegos, piscinas, saunas, ferias, conciertos y centros nocturnos, punto que estaría siendo cumplido por los lugares que están legalmente establecidos, no así los ilegales o llamados “locales de remate” que estarían funcionando con las puertas cerradas.

Caso sospechoso

El Sedes informó que el viernes llegaría el resultado de laboratorio del paciente sospechoso de portar COVID-19, siendo hasta ahora el único en el departamento.

“El paciente se encuentra estable”, resaltó Paul Castellanos, al indicar que esta persona estuvo el fin de semana en la ciudad de Oruro, donde habría tenido contacto con alguien que dio positivo.

Oruro actualmente se encuentra en cuarentena, pues en esta región ya se registraron 7 casos positivos.

Mientras el virus avanza rápidamente, las instituciones se enfrentan a uno más grave, la improvisación que viene acompañada de la desinformación.  

Con colaboraciones desde las provincias de las periodistas Maura Quispe Castro y Eusebia Calixta Segovia.

Redacción Central
Escrito por

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Salud e historia: Cuando Tarija se aisló y dio resultado

En el Tintero

Gladys Sabat y el dominio del dolor por la belleza

Tinta Mujer

Resiliencia: el desafío académico ante el coronavirus

Tinta Actual

Salud mental en tiempos del coronavirus

Reportajes

Publicidad

Copyright © 2020 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo