Conéctate

Tinta Actual

Resiliencia: el desafío académico ante el coronavirus

La Universidad Católica Boliviana San Pablo de Tarija, habla sobre cómo supo adaptarse de forma positiva a las nuevas circunstancias, garantizando la continuidad académica a sus estudiantes.

La casa de estudios ha mostrado un fuerte compromiso con la salud de sus estudiantes, la comunidad docente y la sociedad tarijeña, pues inclusive desde antes de que se declarara la cuarentena, la UCB Tarija ya había implementado la modalidad de teletrabajo, mostrando una vez más, que la enseñanza también puede ser resiliente.

“En el tema académico, desde hace mas de ocho años se viene trabajando en la incorporación de plataformas virtuales, por lo que consideramos que nuestros docentes poseen las competencias para poder migrar a la virtualidad y así continuar el avance académico sin mayor interrupción, consecuentemente, hemos elaborado un plan de implementación y seguimiento para que las clases no se detengan y entren todas las asignaturas en formato virtual”, explica al respecto el rector de la regional Tarija, José Loaiza Torres.

En esta ocasión, con motivo del Covid-19, la universidad decidió apelar a la plataforma Canvas, la cual es la más utilizada por las casas de estudio más importantes a nivel internacional. “También utilizan otros sistemas de video conferencias como Zoom y Skipe, para impartir clases en vivo”, acota el rector.

Según comenta Loaiza, un 90% de las clases ya se imparten de forma virtual con normalidad, mientras que un 10% de las asignaturas están en proceso de capacitación y acompañamiento. “No es fácil cuando nunca has utilizado una plataforma; siempre hay temor de cometer errores”, se sincera.

Los estudiantes también han sabido responder al nuevo escenario y están sacando provecho a las clases virtuales, aunque en algunos casos hay limitaciones en cuanto a la conexión o equipos de computación. Sin embargo, este porcentaje es menor.

Lejos de los mitos que durante años recayeron sobre la enseñanza virtual, el Covid-19 ha dado la oportunidad de que ésta puede ser dinámica, interactiva, organizada y eficiente.

“Nosotros nos estamos preparando y estamos trabajando para un escenario de largo tiempo, y estaremos en la virtualidad hasta que las Autoridades Nacionales, Departamentales y Municipales lo determinen”, explica Loaiza sobre la duración que tendrán las clases virtuales.

 “Para nosotros lo primero es la vida de las personas, cuando tengamos certeza de que no hay riesgos para las personas volveremos a nuestras actividades presenciales”, agrega mostrando los valores humanos que promueve la casa de estudios.

Sin embargo, de forma paralela a las clases virtuales, docentes y administrativos trabajan permanentemente  para brindar apoyo presencial en todas aquellas materias que haya deficiencias en la virtualidad, cuando se reinicien las actividades

Mercedes Bluske Moscoso

Mercedes Bluske

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Mujeres futbolistas que amagan la barrera del género

Tinta Mujer

Yara Montenegro: la boliviana que promueve valores ambientales con cuentos infantiles

Tinta Mujer

Candidatos al egoísmo

Notas de Erika Arnold

Cursos virtuales y la ruptura de fronteras

En el Tintero

Copyright © 2020 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo