Conéctate

Tinta Actual

Cineastas bolivianos con riesgo de perder fondos ganados en programa Ibermedia

El Gobierno Nacional no cumplió durante dos gestiones con las cuotas comprometidas, donde son canalizados diferentes proyectos audiovisuales de Iberoamérica

Con incertidumbre, así se encuentran actualmente dos generaciones de cineastas, productores, guionistas y formadores en cine bolivianos, pues sus proyectos que habían sido seleccionados por el programa internacional de incentivos Ibermedia para recibir un financiamiento, no hizo los desembolsos comprometidos para Bolivia.

Esta situación tiene en vilo por lo menos a 16 proyectos en el país que habían sido seleccionados por este programa internacional, según develaron a Verdad con Tinta, parte de los beneficiarios.

¿Cuál es la razón?

Que el país incumplió con los convenios establecidos con este programa multilateral. En síntesis, no se pagaron las cuotas anuales en dos gestiones consecutivas. 

La situación se agravó en junio de 2020 con la disolución del Ministerio de Culturas mediante el Decreto 4257, después de once años de funcionamiento.

El argumento de esa disolución, fue de “ahorrar recursos públicos e invertirlos en el fortalecimiento de la salud y la lucha contra el coronavirus COVID-19”, según había indicado la presidenta de entonces Jeanine Áñez Chávez.

“Evidentemente las cuotas de 2019 y 2020 no han sido pagadas por los conflictos políticos y la pandemia”, explica a Verdad con Tinta mediante un contacto telefónico el representante de la Agencia del Desarrollo del Cine y Audiovisual Bolivianos (Adecine), Germán Monje.

Según Monje, dada esta situación, el programa Ibermedia no desembolsó los recursos comprometidos a los ganadores de los proyectos postulados, pues el pago se realiza una vez que el gobierno del país cumpla con sus “cuotas”.

“Cuando hemos asumido la dirección en enero, lo primero que hicimos fue la solicitud a la Cancillería, porque es lo que corresponde, es un acuerdo multilateral que ha firmado Bolivia en 2001”, agrega.

Tras un análisis realizado por las autoridades, Monje explica que ya se ha realizado el pago de la cuota correspondiente a la gestión 2019, por lo que los desembolsos de esos recursos por parte de Ibermedia, ya estarían siendo “gestionados”.

La cuota 2020 se encuentra en un “segundo proceso de priorización” y esperan que pueda pagarse en los próximos meses, “si no existen imprevistos”.

“Hay una voluntad de la Cancillería”, asegura Monje, “pero está sujeto a la priorización”, dice refiriéndose al contexto de la pandemia, pues todos los gastos se priorizan en salud en este momento.

¿Qué es Ibermedia?

Ibermedia es un programa de incentivos a la producción audiovisual, que surge en 1998 a través de un acuerdo multilateral entre países de Sudamérica, el Caribe y Europa.

Los países firmantes aportan recursos según sus posibilidades; en el caso de Bolivia, son alrededor de 150 mil dólares americanos anuales.

El programa recibe postulaciones de cineastas de los países miembros y utiliza esos recursos para financiar los proyectos ganadores y dar incentivos.

“El retorno para Bolivia normalmente es mayor que su aporte”, explica Monje, agregando que en 2019 los aportes de Ibermedia al país fueron de 250 mil dólares.

A la espera de un reglamento

Los cineastas, distribuidores y demás involucrados en el rubro, se encuentran validando y haciendo observaciones al reglamento de la Ley 1134 de cine y arte audiovisual.

“Una vez que se haga esto, vamos a solicitar el decreto supremo, y ahí comienza a funcionar verdaderamente la ley, Adecine y el cine boliviano”, acota Germán Monje.

Aunque la ley fue sancionada, no puede funcionar sin una reglamentación.

Ministerio de Culturas compromete recursos

“Todos los pendientes que tenemos como país debemos regularizar”, responde a la consulta de Verdad con Tinta la ministra de Culturas y Descolonización, Sabina Orellana Cruz.  

Orellana de origen quechua, quien luce orgullosa de pollera y un elegante sombrero blanco, dice no entender, por qué los ministros que le antecedieron no pagaron estas obligaciones “en su momento”.

“Si no pagas la deuda queda mal nuestro país y los más perjudicados son nuestros artistas que están involucrados en este tema”.

La ministra indica que ya se tuvo una primera reunión con Cancillería para ver de destrabar el problema.

“Sí, vamos a asumir estas responsabilidades como Estado, porque no es bueno tener deudas pendientes que puedan perjudicar a este sector”, se compromete.

Las respuestas de la ministra se dieron en medio de su visita a radio Luis de Fuentes de Tarija para ser parte de una entrevista del programa “Sin Tacos ni Corbata”.

En este programa radial, Orellana agregó que este ministerio tiene cuatro meses de funcionamiento, después de la disolución del mismo, tiempo en el que están reactivando programas, además de otros temas administrativos “pendientes”, que están retrasando la gestión, según la explicación.

Pero Bolivia no fue el único país que presentó este tipo de problemas, situación similar se registró en Brasil en 2020, cuando las asociaciones brasileñas de cine hicieron un llamamiento por la “permanencia” del país en el Programa Ibermedia, según refleja un artículo de noviembre de la página de Latam Cinema.

Con el pago de una de las cuotas adeudadas por Bolivia, la situación mejoró, pero la emergencia e incertidumbre se mantiene en cineastas y productores nacionales que mantienen la esperanza de obtener los recursos ganados con el fin de poner, de una vez, alas a sus proyectos.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Mientras Todo Pasa: Un canto de cuarentena hecho en Tarija

En el Tintero

¿Dónde está mi puente?

Reportajes

Secuelas electorales en pandemia: El discurso político basado en la creencia y no en la ciencia

Reportajes

La vida desde el drama: Siete preguntas con la actriz boliviana Adriana Lea Plaza

Tinta Empresarial

Conectar
Lista de Correo