Conéctate

Tinta Actual

“Jamás tuve la culpa”, el libro escrito por sobrevivientes de violencia sexual

Dieciséis testimonios de víctimas de violencia sexual en Bolivia buscan hacer incidencia en las autoridades, en la sociedad y en las víctimas que aún callan, sufriendo en silencio

Proyecto Fénix es una iniciativa al interior de Misión Internacional de Justicia, cuyo objetivo es darle voz y apoyo a los sobrevivientes de violencia sexual.

Fruto de este trabajo que inició el año 2019, ProyectoGNS Fénix ha encarado diferentes iniciativas que buscan generar cambios en la sociedad y visibilizar la violencia sexual. Así, el año 2020 crearon el podcast “Sin Vergüenza”, mientras que este 2022 hacen una apuesta por la literatura en primera persona. 

“Jamás tuve la culpa” es el nombre del libro escrito y publicado por los miembros del Proyecto GNS Fénix Bolivia con el apoyo de Misión Internacional de Justicia Bolivia. 

Son aproximadamente 22 miembros de proyecto, que a lo largo de los años han sido capacitados en hacer incidencia pública y generar cambios a partir de su experiencia. Así, nace la idea de escribir un libro en el que cada uno de ellos pudiera compartir su historia.

“Más o menos en junio del año pasado se ha comenzado con el trabajo que ellos habían soñado de contar sus historias, pero no solo lo trágico, sino su proceso de resiliencia, de lucha y de valor”, explica Alejandra Cámara, directora nacional de Misión Internacional Justicia.

El libro cuenta con dieciséis relatos escritos en primera persona por las víctimas y está ilustrado con dibujos trabajados especialmente para cada texto.

“Todavía no es tan fácil para los sobrevivientes ponerse delante de la gente en general, porque vivimos en una sociedad que todavía tiene muchos prejuicios y tabúes”, agrega Alejandra, quien explica que la idea del libro nació del grupo, como una forma de hacer incidencia a través de sus historias.

De hecho, escribir forma parte de algunas de las terapias que algunos de los miembros del grupo han realizado para superar la violación, mostrando tener efectos positivos en ellos a la hora de resignificar su vida, reconociendo que si bien la violencia sexual es una parte de ellos, no su vida entera.

De alguna manera, este trabajo está inspirado en el libro “Jampikuna”, que cuenta el proceso curativo y sobrevivencia ante la violencia sexual de la que fue víctima Emma Rada, escrito por la pluma de Karen Gil. “Muchos de los chicos han leído su libro”, asegura Alejandra.

Solo en 2021 se denunciaron 2078 violaciones a niños y adolescentes a nivel nacional.

Los autores de Jamás tuve la culpa esperan que otros sobrevivientes se animen a develar y denunciar los abusos que sufrieron, ya que un número importante permanece en el silencio, afectando la vida de las víctimas de diferente manera. También busca ser el espejo de una realidad que muchas personas creen que no pasa, porque no la ven, pero que sí existe.

Según datos de la Fiscalía General del Estado, solo en 2021 se denunciaron 2078 violaciones a niños y adolescentes a nivel nacional; un promedio de 6 violaciones denunciadas al día, aunque se estima que un número similar nunca llega a formalizarse en una querella. 

El factor común en todos estos casos: el sentimiento de culpa que el agresor, o el entorno, genera en las víctimas.

“El agresor siempre va con la idea  de ‘esto es tu culpa’, ‘tú me buscabas’, ‘tú has salido de noche’, ‘tú me has hablado’, tú has venido a tomar conmigo’”, explica Alejandra.

Así, desde el título, el libro pretende reforzar la idea de que la víctima nunca es culpable de la agresión, pues la realidad es que nadie tiene derecho a tocarte sin importar las circunstancias.

Los interesados en el libro pueden adquirirlo a través de la página de Proyecto GNS Fénix Bolivia o Misión Internacional Justicia Bolivia, sin embargo, este primer lote está destinado a las personas que los miembros del proyecto creen que deben tenerlo por algún motivo en particular.

Mercedes Bluske

Comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ultimas Publicaciones

Electroshock: la banda de rock tarijeña vuelve a los escenarios con la voz de Royé Campero

En el Tintero

Silencio 0, un proyecto en la UCB para identificar la violencia de género

En el Tintero

Conectar
Lista de Correo