Conéctate
https://verdadcontinta.com/wp-content/uploads/2022/12/bannerdeprueba1280x150.jpg

Tinta Actual

Estos son los trenes que operan en Bolivia

Los trenes de carga son la mayoría en el país; sin embargo, aún existen tres líneas de trenes de pasajeros.

Las ferroviarias bolivianas tienen una capacidad de transporte de carga de hasta 3,85 millones de toneladas anuales y toda una industria por detrás. Si bien el transporte de carga es lo que predomina en sus rieles, aún existen rutas para pasajeros, y otra como un atractivo turístico oculto en el país.

Bolivia tiene dos redes ferroviarias, una en el occidente y otra en el oriente; ambas con su línea troncal hasta el sur, y son administradas por las empresas Ferroviaria Andina y Ferroviaria Oriental, respectivamente.

La historia de los ferrocarriles en Bolivia se remonta a 1970.

En el “corazón” de Bolivia, Cochabamba, fue inaugurado en 2022 el tren metropolitano, que se ha convertido en una mezcla de transporte y atractivo turístico.

A pesar de que el país cuenta con tres líneas, ninguna se conecta con la otra. Aunque existe un proyecto para unificar toda la red, de momento cada una opera por su lado.

Por los caminos de los Andes

Según se vea, la vía troncal de la red ferroviaria occidental parte de Villazón —frontera con Argentina— y termina en la ciudad de El Alto, o viceversa, y tiene ramificaciones a Potosí y Sucre, así como a las fronteras de Guaqui, con Perú, y Avaroa y Charaña, con Chile. Se trata de una vía troncal de más de 800 kilómetros (km) y una vía total que supera los 1800 km.

Ferroviaria Andina ha transportado entre 80 mil y 90 mil toneladas de carga anuales en los últimos años.

Sin embargo, la capacidad de la empresa, con sus 27 locomotoras y más de 700 vagones, es de 1,5 millones de toneladas.

Tania Cayo, responsable de comunicación y responsabilidad social empresarial de la ferroviaria, explica que la pandemia es la causa de ese relativo bajo flujo de carga.

El mismo motivo ha perjudicado otros planes de la empresa, explica Tania, ya que, lejos de solo pensar en el transporte de minerales o granos, Ferroviaria Andina trabaja por visibilizar y revalorizar el transporte sobre rieles. En ese sentido, su apuesta es por la ruta Oruro-Villazón, aún en funcionamiento para pasajeros.

Uno de los trenes de Ferroviaria Andina que transporta pasajeros por la red occidental.

El denominado “bus carril” es el encargado de recoger a los pasajeros y llevarlos hasta las estaciones de Oruro, Uyuni, Atocha, Tupiza y Villazón.

Ya sea el tramo Villazón-Oruro o viceversa, el costo del pasaje es de Bs 126, aproximadamente 18 dólares americanos. El resto de los tramos presenta tarifas inferiores; la menor es entre las paradas de Villazón y Tupiza en el departamento de Potosí, con un costo de Bs 20, equivalentes a casi 3 dólares.

El bus carril parte de Oruro solo los lunes a las 21.30 y los jueves desde Villazón a las 14.30. Además de ser un medio de transporte para los residentes de comunidades aledañas a las paradas o de las propias localidades, hay quienes lo aprovechan como atractivo turístico, mayormente cuando se dirigen al salar de Uyuni.

Uno de los trenes de Ferroviaria Andina que transitan por la red occidental.

Uno de los anhelos de Ferroviaria Andina es mantener el bus carril en funcionamiento. Previo a la pandemia existían planes para mantener otras rutas y promover su tránsito, pero la crisis por covid-19 limitó las posibilidades.

Los 60 espacios del bus carril no suelen llenarse y la empresa no obtiene réditos por él, sino que lo mantiene “rodando” por una nostalgia que se niega a rendirse ante las nuevas carreteras y buses: su principal competencia.

Los últimos cuatro años la empresa organizó el “Trencito Navideño”, un espacio dentro del bus carril para celebrar la Navidad sobre rieles. El carro alegórico, con personajes como Papá Noel o el Grinch recorre hasta seis ciudades buscando la atención de los niños.

Un espejo de oriente

“La Ferroviaria Oriental es un reflejo del crecimiento del país y del oriente”, afirma Ángel Sandoval Salas, gerente de relaciones externas de la empresa, pues señala que el crecimiento y modernización tecnológica de la red oriental se logró de forma paulatina y en relación directa al comercio en dicha zona del país.

La red oriental inicia en Puerto Quijarro, pasa por Puerto Suárez, Roboré, San José de Chiquitos y Tres Cruces, hasta  llegar a Santa Cruz, donde se ramifica una ruta a Montero. Desde la capital cruceña los rieles se extienden hasta Villa Montes y Yacuiba su punto final en el departamento de Tarija.

Tren de carga por la red oriental. Foto: Ferroviaria Oriental.

Esta red conecta al país con Brasil y Argentina recorriendo 1244 km.

El tramo más concurrido es del este, pues por ahí fluye la mayor cantidad de carga.

El récord de 2,35 millones de toneladas se alcanzó el año 2018 cuando se distribuyó entre las 35 locomotoras y 2200 vagones propios de la empresa como de terceros.

Solo el sector sur de la red ferroviaria oriental cuenta con vagones para pasajeros, se trata de dos unidades capaces de transportar a 60 personas cada una.

Con un costo de Bs 60, estos trenes parten de Yacuiba a Santa Cruz y viceversa. Sin embargo, Ángel menciona que no cuentan con una concurrencia masiva, sino con una cantidad «mínima».

La locomotora made in Bolivia

La Ferroviaria Oriental se propuso en el año 2009 uno de sus más grandes retos: ensamblar una nueva locomotora. Es así que un grupo de ingenieros y técnicos “puso el ojo” en una locomotora marca Fiat adquirida en la década de 1970 que había quedado en el olvido.

El proyecto LDE 2010 dio vida a la locomotora U20 C 2010, ensamblando en ella componentes de otra marca, pero con todo el estudio y trabajo de readaptación hecho en Bolivia.

Ángel no duda en llamar a este hecho como “un hito en la historia ferroviaria boliviana”. La que algún día fue una pieza de museo o simplemente una máquina en el olvido, es hoy una locomotora con capacidad para arrastrar 2100 toneladas.

La Ferroviaria Oriental constantemente trabaja en la repotenciación de su equipo, por lo que las locomotoras reciben mejoras cada ocho años, las que son realizadas acordes a las exigencias del comercio oriental.

El tren metropolitano de Cochabamba

Inaugurado el 13 de septiembre de 2022, el tren metropolitano de Cochabamba es el último en sumarse a los rieles bolivianos.

A diferencia de los ya mencionados, este tren tiene la exclusiva función de transportar pasajeros, a 376 concretamente, 66 de ellos, sentados.

Este sistema de transporte metropolitano es administrado por la empresa estatal Mi Tren.

La Línea Roja cuenta con una tarifa regular de Bs 3.50, equivalente a 0.5 centavos de dólar, por el tramo de 5,5 km. También existe un pasaje preferencial a Bs 2. Dicha línea parte de la estación central “San Antonio” y llega hasta la estación Facultad de Agronomía.

El tren Metropolitano de Cochabamba. Foto: ABI.

Hasta diciembre de 2022, la Línea Roja transportó a más de 125 mil pasajeros.

La Línea Verde parte de la estación central “San Antonio” y llega hasta la ciudad de Quillacollo, de momento solo se realizan viajes de ensayo. La Línea Amarilla todavía no ha iniciado sus funciones, la ruta y diseño están por definirse.

Todas las rutas son dentro del área metropolitana de Cochabamba.

Día del Trabajador Ferroviario Boliviano

El 21 de enero de 1938 fue instituido el Día del Trabajador Ferroviario Boliviano por el entonces presidente Germán Busch Becerra (1903-1939+). Fue en esa misma fecha que se creó la Caja de Pensiones y Jubilaciones Ferroviarias.

Otro de los recuerdos alusivos a la fecha es la frase del expresidente Germán Busch: “Con hombres como los ferroviarios, Bolivia será grande”.

Comentar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los más leidos

Conectar
Suscríbete al Newsletter

Tu correo