Conéctate

Reportajes

El debate de la democracia y los nuevos retos hacia el 2019

Luis Exeni destaca  el paso de Bolivia de la “partidocracia” a la “democracia participativa”, mientras Jorge Quiroga ve un inminente peligro en la pérdida de los derechos civiles al dar pie a una reelección

Mercedes Bluske Moscoso Jesus Vargas Villena

Mercedes Bluske  Moscoso y Jesús Vargas Villena

(Verdadcontinta/Mayo/2017) El mismo tema, el mismo escenario pero visiones muy diferentes; para uno,  la democracia dio un salto cualitativo importante, mientras el otro asegura que la misma corre peligro de muerte. Uno es el vocal del Tribunal Supremo Electoral (TSE), José Luis Exeni Rodríguez, el otro es expresidente y uno de los principales opositores a la gestión gubernamental, Jorge Quiroga Ramírez.

“Democracia Impactada”, es el nombre del libro presentado por Exeni que ahonda sobre el papel de los Gobiernos en época de democracia.

El libro es una investigación que abarca desde el periodo del año 1985 hasta el 2003.

“En este periodo destaca la partidocracia, una forma de generar acuerdos políticos con sustento legal del sistema”, aunque no siempre la mayoría estaba a favor de los mismos, sustenta Exeni en contacto telefónico con Verdad con Tinta.

Exeni explica que el periodo actual destaca por la democracia participativa, más incluyente, donde las minorías que no tenían acceso a tener poder de decisión lo están haciendo ahora, tomando en cuenta el caso del Chaco que podrá elegir a su ejecutivo.

El vocal recalcó que los acuerdos políticos como el de la “megacoalición” del año 2003, que fue uno de los más emblemáticos, no representaban el anhelo de  la mayoría poblacional.

La “megacoalición” fue un acuerdo entre los líderes de los principales frentes políticos de aquel entonces: Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), Nueva Fuerza Republicana (NFR), Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Acción Democrática Nacionalista (ADN), Unidad Cívica Solidaridad (UCS),  entre otros para hacer de Gonzalo Sánchez de Lozada como presidente del país, frente a la oposición conformada por el Movimiento Al Socialismo (MAS) de Evo Morales Ayma.

Quiroga a excepción de la denominada “megacoalición”, defiende los acuerdos pactados en democracia que sirvieron para zanjar grandes brechas políticas en pro del desarrollo nacional.

En contrapartida, Exeni asegura que los acuerdos no eran representativos para la población del país.

Exeni explicó a Verdad con Tinta, de que el reto de esta nueva era es asimilar las autonomías y tener una administración eficiente, dejando atrás a la burocracia.

“Uno de los mejores ejemplos es lo del Chaco que puede ser el puntapié inicial para practicar la autonomía”.

Exeni explicó que la “democracia pactada”, primero, permitió superar lo que se llama el “trauma de la ingobernabilidad” heredado del régimen de la UDP (Unidad Democrática y Popular) en los años 80’, que puso en mesa una evidencia: que es muy difícil que un gobierno que no cuenta con mayoría parlamentaria, o peor, que tiene una mayoría opositora, pueda tener espacios más o menos razonables de gobernabilidad.

Se generaron situaciones de bloqueo institucional, de conflicto y de parálisis, como pasó en el gobierno de la UDP.

Así, se asumió como premisa que un gobierno que quiere tener estabilidad debe tener mayoría parlamentaria; y, en ese momento, la única forma de obtenerla era porque básicamente todos eran perdedores de elecciones, pues consistía en sumar fuerzas para hacer coaliciones multipartidistas.

Esas coaliciones dieron un horizonte de estabilidad: permitieron  reformas político-institucionales, la del 91’, 92’. Dos reformas constitucionales como  electorales.

Esas coaliciones tenían en sí mismas el “germen de su autodestrucción”.

Las coaliciones ayudaban a conformar mayorías que  formaban gobierno e impulsaban políticas, también tuvo su vicio y “perversidad”  en copar el Estado con la  distribución de cuotas de poder.

“La lógica del  ‘peguismo’, del asalto al Estado, que devino en la idea de que la democracia se había vuelto una partidocracia”.

Según Exeni, la democracia en Bolivia es una de las más avanzadas, en tanto, Jorge Quiroga, asegura que con la elección judicial el Gobierno busca meter a su gente con el fin de hacer cambios en el Tribunal Constitucional, permitiendo la “violación” a la Constitución, de forma que se permita una nueva relección de la dupla, Evo Morales-Álvaro García Linera.

Además, según Quiroga, con esta elección puede permitirse el ingreso de personas afines al partido de Gobierno a los estrados judiciales para inhabilitar a la mayoría de los opositores para las elecciones del 2019, convirtiendo a Bolivia en un nuevo régimen como el de Venezuela, comparó.

Pie de foto

Portada del libro presentado por José Luis Exeni, “Democracia Impactada” que investiga la época de la democracia.

Avatar
Escrito por

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Casas patrimoniales frente a un alto precio de conservación

Reportajes

Movimientos feministas: Podemos hacer la diferencia

Tinta Mujer

Exposición Almas Silvestres: Arte para concienciar

En el Tintero

Exposición de arte conjunta: Unidos por el Pincel

En el Tintero

Publicidad

Copyright © 2019 Verdad con Tinta, Diseño y Alojamiento Piensahost

Conectar
Lista de Correo