Conéctate

Reportajes

Sernap da un paso atrás, y ambientalistas siguen en alerta máxima

La entrega de memorándums a directores y jefes de protección de los parques naturales movilizó a los guarda parques de todo el país

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), decidió retroceder en su determinación de quitar del cargo de jefe de protección del Parque Nacional Madidi de La Paz a José Luis Howard Ramírez, a quien había enviado un memorando el 13 de enero.

El nuevo documento llegó el 15 de enero al despacho de Howard con el título de “Anulación del memorándum”, con el mismo tenor del anterior y sin justificativo que indique las razones de esta nueva determinación.

El despido de por lo menos cuatro jefes de parques nacionales, provocó una ola de críticas en las redes sociales por esta acción, alertando que sus lugares podrían ser ocupados políticamente o peor aún, por “colonos”, según acusó el 13 de enero el vocero de la Coordinadora Nacional de Defensa de los Territorios Indígena Originario Campesinos y Áreas Protegidas de Bolivia (Contiocap), Alex Villca Limaco.

Según la Real Academia Española (RAE), colono es una persona “que coloniza un territorio o que habita en una colonia”.

Los colonos en Bolivia son llamados también “interculturales”, un sector social que supera los dos millones de personas, indica un informe de Página 7.

Si bien, la mayor parte de la migración es a  zonas urbanas, existe otro movimiento que toma posesión de tierras vírgenes o protegidas.

Verdad con Tinta se contactó con el Sernap, donde responden que no se despidió a “ningún” guardabosque, ni que se haría tal acción, como denunciaban en las redes sociales.

“Se ha ratificado a todos”, indican en referencia a los guardabosques desde la Dirección de Comunicación de esta institución.

Sobre los despidos a jefes de parques nacionales, responden escuetamente que ya había sido anulado el memorando entregado al jefe de protección del Parque Nacional Madidi. “Se le ha vuelto a restituir”.

La activista y periodista ambiental, Erika Bayá, en contacto con Verdad con Tinta dijo que el sector se encuentra en “alerta roja”, pues todavía falta restituir a los directores cesados en seis áreas protegidas: Parque Nacional Carrasco, Área de Manejo Integrado Nacional Apolobamba, Territorio Indígena y Área Protegida Isiboro Sécure (Tipnis), Parque Nacional Tunari y Anmi El Palmar.

Para Villca, esta acción va más allá de los memorandos de despido, al señalar que son “constantes” las violaciones a las áreas protegidas del país, cuyo fin es tener políticas extractivas más “agresivas” en estas zonas.

“La minería, el petróleo, las represas e hidroeléctricas, la ganadería, las plantaciones de coca y la apertura de caminos no han parado para nada”, denuncia el activista ambiental.

Según Villca, las instancias estatales encargadas de la protección del medio ambiente como Sernap, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), se han convertido en “el brazo operativo” del Gobierno como de grandes empresas transnacionales para “sacar los recursos naturales”.

Sobre su denuncia referida al ingreso de “colonos” a las áreas protegidas,  Villca dice que por ejemplo en su zona, que es el Madidi, hay “intereses” de diferentes sectores de los interculturales “afines al partido de Gobierno” por tomar espacios de poder dentro de estas instancias como el Sernap.

Los sectores que se refiere son grupos sociales como las bartolinas y las federaciones campesinas, entre las principales.

Villca recuerda que el actual director del Sernap, Teodoro Mamani Ibarra, fue dirigente de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos (Csutcb). “Es una persona que tiene otra mirada, no va con la línea de proteger o conservar”, afirma.

Guardaparques en alerta

Roberto Portuguez Zeballos empezó a trabajar como guardaparque en el año 1997, luego de someterse a un riguroso examen de méritos al que llamaba la convocatoria pública para el cargo.

El hombre  de 46 años ha dedicado literalmente la mitad de su vida al cuidado de los parques y áreas protegidas del país, escalando en su cargo a base de superación y trabajo. Fue así que en el año 2019 asumió el cargo de jefe de protección del Parque Nacional Carrasco en Cochabamba, también por concurso de méritos, luego de haber ganado el examen al que llamaba la convocatoria pública.

Estuvo además como director interino durante un año, hasta que el ingeniero industrial Leonardo Gonzales asumió el cargo  en diciembre de 2020.

Aquel trabajo era lo que siempre había soñado tras graduarse como técnico en ecoturismo comunitario de la Universidad Técnica de Oruro, y  luego de obtener el título de  técnico auxiliar en manejo de recursos naturales en áreas protegidas otorgado por el Ministerio de Educación.

Lo suyo era la naturaleza y se había capacitado para desempeñar sus funciones.

Sin embargo, todo cambió cuando el 13 de enero se enteró que había un memorando en el que prescindían de sus servicios. Roberto se cuestiona hasta hoy cuál fue el motivo.

“Me entero recién el 13 de enero en la tarde, pero mi memorándum había salido el 8, indicando que ese mismo día terminaba mi relación laboral”, cuenta a Verdad con Tinta sobre el memorando firmado por el director del Sernap, Teodoro Mamani Ibarra.

Portuguez explica que el memorándum no señala el motivo de su despido. El documento en cuestión se limita a decir: “… comunico a usted que se prescinde de sus servicios correspondientes al ÍTEM N 101 como jefe de protección Carrasco, siendo hoy 08 de enero de 2021 su último día laboral…”

El documento pide entregar los informes correspondientes, así como el formulario de solvencia de funcionario y su declaración jurada de bienes en los siguientes 30 días.

Aunque el documento posee fecha del 8 de enero, Roberto no fue notificado por el director hasta el 18 de enero.

Han pasado apenas cinco días desde que Roberto tomó conocimiento del memorándum, pero en la institución un nuevo funcionario ocupa su lugar.

“No tengo procesos ni faltas disciplinarias”, se cuestiona el hombre, sin saber el motivo real de su despido. “No están valorando la experiencia ni el conocimiento”, lamenta el exfuncionario, quien a lo largo de su interinato como director inició diez procesos legales por avasallamiento a tierras en el interior del Parque Nacional Carrasco.

A la lista de trabajadores destituidos, se suma Miguel Sardan Díaz, exdirector del Área Protegida de Manejo Integrado El Palmar en Chuquisaca.

Sardan fue notificado de su despido el viernes 8 de enero. La noticia le llegó a través de un frío mensaje de WhatsApp.

“Recibí un mensaje de la administradora comunicando que tenía un memorándum agradeciendo mis servicios como director del área”, relata Sardan, quien confiesa que la noticia lo tomó “por sorpresa”, en medio de una intensa jornada de trabajo en la que investigaban un ataque del oso andino a una vaca en la zona.

“Trabajé hasta el domingo en la mañana, cuando me enteré que el Comité de Gestión había convocado a un ampliado de emergencia, donde  asistían los representantes de las diez comunidades, delegados, dirigentes, subcentrales de Presto, el alcalde y otras autoridades”, cuenta.

En esta reunión, el entonces director recibió el memorándum de manos de la administradora. “No recibí ninguna justificación, solo que en virtud de sus atribuciones, me destituían del cargo”.

Los comunarios de la zona se negaron en aceptar la renuncia y empezaron una representación para evitar su destitución y conocer los motivos de la misma.

La respuesta del director del Sernap, Teodoro Mamani Ibarra, al Comité de Gestión, fue que habían recibido “denuncias” de que Sardan tenía “una relación estrecha con el anterior gobierno y que habían instrucciones del Ejecutivo para que dejara el puesto”, según narra el afectado.

Sardan tilda la medida de “política”, pues su ingreso como director de El Palmar fue durante la gestión de Evo Morales Ayma en el año 2017, luego de haber concursado en un examen de competencias por convocatoria pública, y no tuvo “nada que ver” con favores políticos de “ningún” gobierno.

Una nueva funcionaria asumió el miércoles 13 de enero el cargo pese a que el Comité de Gestión solicitó al director del Sernap que se lance una convocatoria pública para disponer el cargo a través de examen, como establece el Reglamento General de Áreas Protegidas en el artículo 42.

“El cargo de director cualquiera sea la modalidad de administración, será optado mediante concurso de méritos y su ejercicio bajo la modalidad de dedicación exclusiva, siendo incompatible con otra actividad pública o privada”, dice el reglamento.

Protegidas por la ley, pero bajo la constante amenaza de quienes la administran. Las violaciones a las 22 áreas protegidas del país no son recientes, pero cada vez son más agresivas, incluso viniendo de los mismos entes obligados a protegerlas.

Comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ultimas Publicaciones

Conoce las promociones que incentivan la vacunación anticovid en Tarija

En el Tintero

Las Tías: Métodos anticonceptivos parte II

Tinta Mujer

Conectar
Lista de Correo